Inicio Especiales Día mundial del agua 2022 Una persona necesita 100 litros de agua al día: OMS

Una persona necesita 100 litros de agua al día: OMS

Sin embargo, millones de seres humanos en el mundo no tienen acceso al líquido vital, y buena parte de ellos no cuenta con la calidad y la cantidad suficiente, lo que repercute en la salud

-

El próximo 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua, un líquido que es vital para la subsistencia del ser humano y del cual carecemos cada día con mayor intensidad. A nivel mundial más de 2 mil 200 millones de personas viven sin acceso a agua potable, situación que en México vive cerca del 10 por ciento de la población, aunque de los que sí acceden, casi un 30 por ciento no cuenta con la cantidad ni la calidad suficiente.

Uno de los problemas que ha agudizado la escasez del hídrico está relacionado con el cambio climático provocado por la actividad humana, en este sentido, algunos detonantes que se pueden mencionar son: el crecimiento desordenado de las ciudades, el aumento poblacional, el alto requerimiento de este líquido por el sector agrícola e industrial, así como la falta de infraestructura para tratamiento de las aguas residuales; todos estos se ven reflejados en una mala gestión para su uso y consumo, así como en el incremento del calentamiento de la atmósfera.

Por otra parte, como consumidores se evidencia la poca o nula empatía para contribuir en la solución del problema, ya que destinamos un 4 por ciento a consumo doméstico y el 96% a consumo indirecto, esto se refiere al contenido de agua en la comida, ropa, zapatos, el celular, la televisión, entre otros productos, que requieren del hídrico para su fabricación, la cual es considerada agua virtual.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona necesita 100 litros de agua al día (alrededor de 5 o 6 cubetas grandes) para satisfacer sus necesidades, tanto de consumo como de higiene. Pero en la elaboración de una barra de chocolate de 100 gramos se utilizan 2,400 litros. Este consumo se invisibiliza en la sociedad, es decir, no hay conciencia sobre el uso indiscriminado que hacemos del líquido por esta vía.

Foto: Abraham Aréchiga

Otra situación a la que nos enfrentamos es la calidad de la misma, que repercute en la salud de la población, de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se estima que cada año mueren aproximadamente 829 mil personas de diarrea por haber bebido agua no segura o por falta de un saneamiento e higiene. Estas causas representan el 60 por ciento de todas las muertes por esta enfermedad en el mundo e incluyen a cerca de 300 mil niños menores de 5 años.

En México se ha evidenciado la presencia de arsénico y fluoruro en el agua de consumo humano, en concentraciones perjudiciales para la salud. Estimaciones basadas en investigaciones recientes plantean que 8.81 millones de habitantes del país están expuestos a arsénico por encima del límite permisible; y 3.03 millones, a fluoruro. A pesar de contar con mil 256 plantas potabilizadoras, sólo 257 son capaces de remover arsénico o fluoruro y, de éstas, 173 están en operación. Es decir, sólo una de cada diez potabilizadoras en México remueve estos químicos. El riesgo de la exposición de concentraciones altas de arsénico de manera crónica se asocia a padecimientos como el cáncer, enfermedades graves de la piel, alteraciones cardiovasculares entre otras.

Ante esta problemática tenemos que hacer conciencia de la importancia del agua en nuestras vidas, pero no solamente respecto a su disponibilidad, sino la calidad de lo que nos ofrecen, porque es un derecho de acceso, disposición y saneamiento que está establecido en nuestra Constitución y pareciera que se les olvida a nuestros gobernantes, sobre todo cuando nos dicen que la cobertura de acceso supera el 90 por ciento de agua potable en México.

Más

La fiesta de la poesía en Lagos de Moreno

Lagos de Moreno, población de la región Altos Norte de Jalisco, es la cuna de ilustres insurgentes, constituyentes, poetas, escritores, músicos, políticos, diplomáticos, historiadores,...

Sin sonajeros no hay fiesta

En el principio fue el asombro. La sorpresa. La manifestación de la tradición autóctona, la de los hombres del color de la tierra, aquellos...

La fiesta de San Vicente de Zacoalco

Corre, corre con sandía, el catrín, la dama... La capilla luce en todo su esplendor. El barroco tetetqui de la portada reluce en la...

La narrativa rural del Norte de Jalisco

La esencia de un periódico es que se lea. Nada más triste para un medio que sólo sirve para envolver carne o los aguacates;...

El entierro del mal humor

Durante los últimos meses del año, e incluso desde antes, la gente de Autlán y la región espera con ansias el Carnaval; hacen planes...

En Puerto Vallarta sí hay cultura

Me avencindé en Puerto Vallarta en 1998. Era un pueblito con sabor serrano y arenas bañadas por el mar, circundado por una incipiente ciudad...

De las manos del artesano tonalteca para la memoria humana

Hoy confundimos con facilidad la gran artesanía con las baratijas que se realizan en serie y con materiales que nada tienen que ver con...