OUT OF THE GAME

614

La elegancia, combinada con la dosis perfecta de insolencia, es el sello distintivo de Rufus Wainwright. Una producción que habla de la evolución de este cantautor, siempre fascinante y perverso.

Artículo anteriorMichael Sturminger
Artículo siguientePreocupación por el bosque La Primavera