Desarrollará CUTonalá reactor para eliminación de vinazas en industria tequilera 

El proyecto buscará implementarse en las micro y pequeñas tequileras para la reducción de materia orgánica de las vinazas, el cuidado y reúso de agua

3834
Foto: Cortesía

El Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá) ganó la convocatoria internacional “Transform” que lanzó la Universidad de Waterloo, en Canadá, enfocada en el desarrollo de un reactor electroquímico para la destrucción de vinazas de la industria del tequila, un contaminante ácido y con elevado contenido orgánico.

La jefa del Departamento de Emprendimiento, Comercio y Empresa del CUTonalá, Aimée Pérez Esparza, detalló que la convocatoria está diseñada para la creación de capacidades de ecosistemas empresariales a través de la experimentación para la sostenibilidad y resiliencia ante los desastres.

“Se trata de una convocatoria del proyecto internacional ‘Transform’ de la Universidad de Waterloo, de Canadá: dentro de los ganadores de esta convocatoria, a nivel Latinoamérica, se encuentra el equipo de la Universidad de Guadalajara, uno de Guatemala y otro de la Ciudad de México”, informó.

El jefe del Departamento de Ciencias Básicas Aplicadas e Ingenierías, Mario Guadalupe González Pérez, dimensionó el impacto medioambiental de las vinazas que contienen 100 mil miligramos por litro, mientras las descargas domésticas fluctúan entre 100 y 200 miligramos por litro.

“La vinaza es un líquido residual que se genera en el proceso de fabricación del tequila: es altamente ácido y con un elevado contenido orgánico”, dijo.

Fotografía: Edgar Campechano

El investigador del Departamento de Agua y Energía, Arturo Estrada Vargas, explicó las características del reactor químico, que destruye los compuestos orgánicos que separa del agua.

“Este reactor electroquímico destruye los compuestos orgánicos persistentes de dos formas: el electrodo positivo realiza la oxidación directa de esos compuestos orgánicos que reduce a dióxido de carbono y agua; mientras que el electrodo negativo genera radicales OH, un hidroxilo o radicales muy reactivos que al entrar en contacto con un compuesto orgánico se mineraliza”, explicó.

En 2022 la industria tequilera generó alrededor de 651.4 millones de litros de tequila, con el uso de 9 mil 771 millones de litros de agua. La producción generó entre 6 mil 514 y 7 mil 812.8 millones de litros de vinaza tequilera.

Es decir, para la producción de un litro de tequila se necesitan 15 litros de agua, de los cuales 12 son vinazas que, tratadas, generarían ahorro de agua.

“Estamos en una situación compleja de estrés hídrico con el abatimiento de los mantos freáticos. Y tiene dos impactos: por un lado, la parte de racionar los recursos, el agua, sobre todo en el periodo de estiaje; y por el otro, con el reúso del agua en la propia industria.

Estrada Vargas apuntó que el reactor podría implementarse en micro y pequeñas empresas sin procesos primarios o secundarios para el tratamiento de las vinazas y con una reducción considerable.

“El reactor le quitará la mayor parte de la carga orgánica: de 100 mil miligramos por litro disminuirá a menos de 1000 miligramos por litro”, dijo.

Artículo anteriorRed Radio UdeG trasmitirá programas especiales contra la violencia de género
Artículo siguienteCampaña para detectar a tiempo el Virus del Papiloma Humano