Crónica de un colapso

809
080618CIUDAD Y REGIONOBRAS EN EL TUNES DE LAS ROSAS EN EL PASO A DESNIVEL DE LOPEZ MATEOS Y LAS ROSAS DONDE REPARAN UN COLECTORFOTO IVAN GARCIA

Lo que fue inaugurado casi al compás de las fanfarreas y cocinado al vapor, a finales del sexenio del entonces gobernador, Francisco Ramírez Acuña, es ahora un montón de escombro, grietas, maquinaria y pavimento hundido, que vuelve imposible el paso de los cientos de vehículos que tratan de circular a diario.
Ahora hay oficiales de tránsito que desvían a los vehículos hacia las laterales y trabajadores de la obra tratando de remediar el error. Pasar por los alrededores del túnel del cruce de las avenidas López Mateos y Las Rosas, sobre todo a la hora pico, es todo un caos. Cuando anteriormente se transitaba en tres minutos, ahora son alrededor de 15 lo que un conductor tarda en recorrer el parámetro del tramo dañado.
A pesar de que el túnel fue inaugurado con gran entusiasmo por parte de las autoridades estatales del sexenio anterior, y lo señalaron como una de las magnas obras que fue concluida incluso antes del tiempo previsto, pero justo antes de que iniciaran las campañas electorales a nivel federal; el pasado 11 de junio, después de una lluvia constante, el colector que se encuentra bajo la loza de concreto de los carriles centrales colapsó y provocó que el nivel del agua subiera hasta un metro, dejando atrapados a casi una decena de vehículos.
Pero todo pudo haberse evitado. Las advertencias por parte de expertos del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), ingenieros, arquitectos e incluso vecinos de la colonia Chapalita, que se opusieron a su construcción sin la verificación previa del colector, no fueron tomadas en cuenta por el entonces Secretario de Desarrollo Urbano, Claudio Sainz David, a quien aún no lo han señalado oficialmente responsable.
Comenta al respecto el Ingeniero Civil y ex presidente de la colonia Chapalita, José Luis Moreno Rojas, que “los vecinos de Chapalita conjuntamente con 50 colonias, tres colegios de arquitectos y dos institutos de evaluación nos opusimos… pedimos que antes de hacer cualquier obra vial solucionaran el problema de las inundaciones de Plaza del Sol, que era modificar todo este colector, porque de otra manera iban a imposibilitar la solución o a encarecerla, que es lo que está pasando”.
El anterior director del SIAPA, José Antonio Aldrete Flores también advirtió sobre el posible colapso: “Es de suma importancia el reforzamiento del colector… es una estructura que data del año 1965, que excede su vida útil y que está diseñada para que opere por gravedad, es importante mencionar que este reforzamiento lo hemos estados solicitando desde la elaboración del proyecto, sin embargo, no ha sido posible obtener los detalles del reforzamiento de este colector”. Comentó Aldrete Flores mediante un oficio enviado hace dos años.
Hay quienes adjudican la defectuosa realización de la obra, a que se elaboró precipitadamente. Comentó el ingeniero Fernando Rueda Lujano, quien fue el responsable del Plan Director de Colectores Pluviales, “que en el caso del túnel de las Rosas, según la versión de Sedeur se pretendía sacarlo [el colector] del túnel y reubicarlo en el carril poniente. Sin embargo, esto no fue posible porque se tenía la presión de la reunión Cumbre donde asistirían los mandatarios de varios países del mundo y el estado mayor impidió que se llevaran a cabo las obras de acuerdo con lo planeado”.
A pesar de todo el túnel se construyó. Comenta el ex presidente de la colonia Chapalita, José Luis Moreno, que incluso después de que acudieron a las autoridades estatales para que tome en cuenta las advertencias, el entonces gobernador, les respondió que “ya había un sistema integral de colectores y que no iba a pasar nada”, comento José Luis Moreno.
Para encontrar la solución del túnel ya colapsado, comenta el ingeniero Rueda que “se analizaron cuatro alternativas y se decidió que la más conveniente sería la de sustituir el colector de herradura de 2.55 metros por un tubo de concreto central de sección circular de 2.44 metros de diámetro y dos auxiliares que se ubicarían a los lados con diámetros de 1.52 metros”.
Saldar el daño les costará a los jaliscienses 50 millones de pesos, y la calidad de vida de quienes transitan y viven cerca del problema vial. Es por eso que el caso llegó a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJEJ).
Las asociaciones civiles Conciencia Cívica, el Parlamento de Colonia y el Colectivo Súmate, pusieron una denuncia contra quien resulte responsable de lo ocurrido. Solicitaron además un peritaje a la obra para determinar la causa y con ello el responsable directo; sin embargo, los peritajes cada vez son menos posibles, pues los trabajos de rehabilitación avanzan y con ello se destruyen las evidencias.
Al respecto la contralora estatal, María del Carmen Mendoza, tampoco ha determinado las causas ni los responsables del daño en la obra. Días después del colapso no había determinado aún si solicitaría o no pruebas periciales. Hasta el momento no ha dado respuesta alguna, y su argumento es que “no dará a conocer análisis preliminares”, aunque comenta que en eso se está trabajando.
Las asociaciones civiles acudieron a la PGJEJ debido a que la Contraloría y la Secretaría de la Función Pública “no están haciendo nada para indagar quiénes son los responsables del colapso”. Mientras tanto, el caos y los automovilistas desesperados se vuelven algo cotidiano en López Mateos y Las Rosas.

Artículo anteriorAmanda Morales
Artículo siguienteBuenos propósitos