Cenit y caída del box en Guadalajara

1372

Con o sin televisión, la contribución al boxeo de Jalisco se debe a los empresarios y a managers de los pugilistas quienes han sido parte esencial en su desarrollo. A pesar de que no existe una historia oficial del boxeo en Guadalajara, nuestro estado cuenta —y ha contado— con profesionales dedicados en los gimnasios y afuera del cuadrilatero preparando boxeadores, como son los casos de don Nacho Silva, Julio Cardona, Julián Magdaleno, o José “Chepo” Reynoso, este último ha tenido la fortuna de contar con los mejores deportistas en los últimos años.
Son ellos quienes han empujado la trascendencia de la disciplina boxística y no la televisión como algunos comentaristas deportivos la han dibujado. La mercadotecnia resurge la euforia por el box, pero este deporte siempre ha tenido adeptos y regularidad en materia de funciones y boxeadores.Â

Una radiografía al box
El boxeo en Guadalajara ha trascendido a través del tiempo. Algunos ubican de forma reglamentada sus inicios en la década de los 60. Aunque la mayoría de los campeones mundiales locales desarrollaron su carrera fuera del estado, ejemplo de ellos es Juan Zurita, o los hermanos Ruelas, quienes nunca pelearon en Guadalajara.
La oficialización del boxeo a través del Consejo Mundial del Boxeo (CMB) trajo como consecuencia una primera etapa de esplendor para los peleadores de la Perla Tapatía. Las empresas apostaban por la organización de funciones conjuntamente con la lucha libre, empero, con el correr de los tiempos cada uno tomó su camino.
Por mucho tiempo, Julián Sánchez se constituyó en uno de los principales promotores del boxeo en Guadalajara en la histórica Arena Coliseo. A la muerte de éste su hijo del mismo nombre y apellido, continuó con la tradición, fundamentalmente porque contaba con el apoyo de la televisión. De tal forma que era referente para los tapatíos el box sabatino ya que los domingos estaban apartados para la lucha libre. En ese sentido Julián Sánchez hijo, estableció una especie de imperio sobre los managers y los boxeadores locales por varios años. En la Coliseo nadie podía pelear sin su consentimiento.
Sin embargo, a raíz del retiro de las transmisiones televisivas el boxeo local como nacional se vino a pique, más por cuestiones comerciales que por razones deportivas.
A pesar de la ausencia del medio de comunicación masivo, las funciones de box prevalecieron hasta las vísperas de los 90 cuando se determinó dejar de organizarlas en la Arena Coliseo bajo la promoción de Julián Sánchez.
Fueron varios años sin boxeo regular en la ciudad. No obstante, la actividad continuó de manera esporádica en diferentes escenarios con distintos promotores. De hecho Jorge Vaca y Alejandro “Cobrita” González se coronaron campeones mundiales sin la regularidad boxística de la ciudad. Por cierto, la “Cobrita” perdió el título mundial ante el filipino Luisito Espinosa el 1 de marzo de 1996, justamente en la Arena Coliseo.
Para 1996 aparece en el escenario del boxeo el empresario zapatero Eliseo Villa y rescata las funciones en la ciudad de Guadalajara. Primero con actividades en la Arena Jalisco y posteriormente en la Arena de la calle Medrano.
En este periodo las funciones de boxeo fueron continuas en la ciudad y bajo las promocionesde Villa debutaron boxeadores importantes como Óscar “Chololo” Larios, Omar Niño y Ulises “Archi” Solís. Hoy campeones mundiales.
Eliseo Villa no contó con el apoyo de la televisión como arma de convocatoria. Pero, cansado del abuso de las autoridades, de los managers, de ciertos peleadores y hasta de algunos periodistas, tiró la toalla como se dice en el argot pugilístico. “Me cansé de perder y regalar dinero. Nadie me lo agradece”, señaló en en alguna ocasión. No quiso poner en riesgo el patrimonio que tanto esfuerzo le había costado.
Eliseo Villa promocionó boxeo de 1996 hasta el 2002.
De nueva cuenta el boxeo local volvió a la oscuridad, los boxeadores tuvieron buscar fortuna en nuevos horizontes y por mencionar un ejemplo Juan Carlos “Camello” Rodríguez, un peleador desarrollado en el gimnasio de la Arena Coliseo, logró el campeonato nacional en Monterrey, donde se convirtió es un auténtico ídolo. Lo adoptaron como regiomontano.
Es en 2005, cuando el empresario automotriz Mario Pedroza funda la empresa Galans Box Promotions, para rescatar el boxeo local organizando funciones en la Arena Jalisco. “Me dedico a la promoción del boxeo porque nunca tuve apoyo. Yo tenía muchas ganas de pelear. Tuve pocas oportunidades de aparecer en las funciones, y cuando se me presentó una, poca gente supo de mí. A pesar de que llegué a ganar un campeonato estatal”, dice Mario Pedroza. “No se gana mucho, si acaso alcanzamos a recuperar la inversión aunque lo más satisfactorio es ver crecer a los muchachos que poco a poco vayan teniendo mejores oportunidades”.
Pedroza es quien da continuidad a los peleadores en esta época y tal fue la aceptación que se trasladó a la Arena Coliseo. Y para 2006 se integra como socio de la empresa el abogado Alberto Ramos. Sin embargo, por diferencias económicas con la empresa de la Arena Coliseo se trasladan al Coliseo Olímpico de la Universidad de Guadalajara, que hasta la fecha se ha convertido en la capital del boxeo jalisciense.
Bajo las promociones de Galans despegan sus carreras boxeadores como Saúl “Canelo” ílvarez, un peleador con bastantes posibilidades para convertirse en campeón mundial; Rafael “Chocho” Guzmán, Rigoberto “Español” ílvarez y Saúl “Cobra” Carreón, entre otros.
Tan sólo en el 2008 Galans Box Promotions organizó 13 funciones de box entre las que se destacan la del campeonato mundial de Óscar “Chololo” Larios en el Auditorio Benito Juárez y la de los hermanos ílvarez en el palenque de la Calle 2.

Efecto mediático
Siempre los medios masivos de comunicación han puesto atención en el boxeo y aún cuando ha estado ausente la transmisión televisiva de peleas en algunas épocas del boxeo, ha habido campeones como Jorge Vaca, Alejandro “Cobrita” González, Javier “Chatito” Jáuregui y Óscar “Chololo” Larios, por mencionar algunos, señala, manager del campeón mundial Óscar “Chololo” Larios, una de las voces más autorizadas del medio boxístico, y quien agrega que el presunto boom del boxeo en la actualidad se debe más a cuestiones de carácter mercadológico.
“Todos los campeones se formaron en los gimnasios y en las funciones de Guadalajara. Más que a la televisión resaltaría la disposición, el tiempo, el esfuerzo y el dinero de las personas de la promoción como Eliseo Villa que organizó más de 60 funciones de boxeo y que bajo sus promociones debutaron tres muchachos que llegaron a ser campeones mundiales, como “Chololo”, “Archi” y Omar Niño; del señor Guadalupe Reynoso, los hermanos Marrón, los señores de Galans Mario “Mañas” Pedroza y Alberto Ramos”. Indica José “Chepo” Reynoso: “El boom del boxeo actual se debe primordialmente a los promotores del boxeo, al margen de que la televisión ha venido a reforzar su labor sobre todo cuando trasmite las funciones locales”.
Mario Pedroza y Alberto Ramos fueron los gestores para que la televisión local regresar a las funciones de box en Guadalajara.
“Nos cuesta mucho pagar las trasmisiones, consideramos que son necesarias para que nuestros peleadores se den a conocer, así como nuestras funciones. Obvio, sin dejar de lado que tanto la radio como la prensa nos ha ayudado mucho”, indicó Mario Pedroza.
Varios son los ejemplos de que la televisión no lo es y fue todo para los boxeadores, así también el de hacerse un nombre a partir de sus logros en el extranjero, como el caso de Óscar “Chololo” Larios, actual campeón mundial de peso pluma del Consejo Mundial de Boxeo, quien tuvo que labrar su carrera sin el apoyo de la televisión. Prácticamente se dio a conocer primero en otros países que aquí. “Si bien es cierto que me inicié aquí, casi nadie me conocía hasta que gané el campeonato nacional y luego el mundial”.
Chololo es uno de los consentidos del público oriental, ya que la gran mayoría de sus peleas las ha sostenido en países como Japón y Filipinas, donde es un auténtico ídolo. “Qué bueno que ahora los chavos tengan esa posibilidad, ya que la televisión y los medios en general nos ayudan mucho para que nos conozcan”, dijo.
Otro boxeador que forjó su carrera boxística en los cuadriláteros del exterior primordialmente en los Estados Unidos, es el tricampeón mundial, Marco Antonio Barrera.
“Ya era hora de que todos los medios se ocuparan del boxeo. Generalmente nos buscan cuando obtenemos un campeonato. En mi caso no tuve esa fortuna. Mis peleas no fueron televisadas en México en señal abierta, casi todas fueron en la televisión restringida, en pago por evento.

Artículo anteriorSealtiel Alatriste
Artículo siguienteReglamento del Programa de Estímulos al Desempeño Docente de la Universidad de Guadalajara