Asesoría a empresarios

980

El programa de orientación a empresarios que ofrece la Incubadora de negocios, del Centro Universitario de Sur, cumple dos años de brindar asesorías con la finalidad de mejorar la situación de las empresas.
La coordinadora de estas consultorías, Patricia López de la Madrid, explicó que las mismas surgen por la necesidad de desarrollar los sistemas productivos en la región Sur del estado, la que enfrenta diversos problemas.

“El objetivo es diagnosticar, intervenir en las empresas para conocer su problemática y capacitar, con el objetivo de mejorar la cultura empresarial y optimizar su desarrollo”.

Señaló que las consultorías, conformadas por tres instancias: universidad, empresa y gobierno, son un servicio que mejora la situación de las empresas en su entorno económico y las apoya directamente para propiciar las condiciones que contribuyan a su crecimiento y consolidación dentro de los diferentes sectores.

Los equipos de trabajo que participan en este programa están conformados por el empresario, el consultor y un grupo de estudiantes —cuya especialidad depende del tamaño de la empresa y el giro—, quienes tienen la oportunidad de crecer en su ámbito de competencia, porque ponen en práctica todos los conocimientos del aula y los aplican en cada área en la que intervienen para buscar soluciones reales a problemas reales, lo que les genera mucha seguridad.

López de la Madrid precisó que uno de los retos de la consultoría es incrementar la productividad de las empresas mediante sus propuestas, por lo que es importante que el empresario se abra a los cambios, ya que muchas veces tiene ideas fijas y se basa en conocimientos empíricos.

Este programa les propone cambios nuevos, que les traerán beneficios. Eso a veces les genera temor e inseguridad. Por ello los asesores deben darles la confianza de que están trabajando con consultores expertos, que les brindan propuestas positivas en cuanto a sus actividades.

A través de este programa es atendido cualquier tipo de empresas. La metodología consiste en visitarlas y ofrecer el servicio. Una vez que aceptan, lo primero es realizar un prediagnóstico, con la finalidad de detectar sus debilidades, de acuerdo a lo que cada empresario expone. El paso siguiente consiste en asignar al consultor con su equipo de trabajo. Éste posteriormente hace un diagnóstico para identificar las debilidades de cada área y formula una propuesta de mejora para cada una de las mismas.

Finalmente implementan y dan seguimiento a las propuestas del consultor.

“El programa empezó en agosto de 2013. Han atendido entre 26 y 28 empresas, y estamos iniciando el cuarto ciclo, que consiste en trabajo de campo para recabar empresas. Ya tenemos cinco. La duración de la consultoría es de tres meses y medio en promedio, pero el tiempo puede variar, ya que nos ajustamos a la situación de cada una. Al finalizar se hace una evaluación de las propuestas y después la presentación final de resultados”.

Con este programa, que surgió de un convenio de colaboración con el Fondo Jalisco de Fomento Empresarial (Fojal), el CUSur cumple una de sus funciones, que es la vinculación con la sociedad.

Las empresas comerciales, industriales y de servicio que tengan interés en recibir estas consultorías, pueden ponerse en contacto con Patricia López de la Madrid, mediante el correo: patricia.lopez@cusur.udg.mx, o comunicarse al teléfono (341) 57552222, extensión 46105, o acudir al edificio “L”, planta alta, del CUSur.

Artículo anteriorObesidad en el mundo se duplica de 1980 a la fecha
Artículo siguienteCalidad sustentabilidad y descentralización informativa retos actuales del periodismo