Uso de oxígeno requiere prescripción médica

Especialista universitario apuntó que los tanques de oxígeno deben de adquirirse en lugares certificados, ser de uso médico y no industrial

325

Es recomendable que las personas que padecen COVID-19 tengan un oxímetro en su casa para medir el nivel de oxígeno; si éste es muy bajo, podrían requerir que se les suministren artificialmente, pero los enfermos deben de ser antes evaluados por un médico, quien determinará si pueden permanecer en casa o internarse en un hospital.

De acuerdo con Carlos Fernando Godínez González, académico del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), las recomendaciones del doctor o especialista podrían variar, ya que la evaluación tiene que ser individualizada tomando en cuenta los factores de riesgo y las circunstancias en las que se encuentra el enfermo.

Añadió que si una persona tiene una disminución en los niveles de oxígeno por debajo de 90 por ciento, pero con el oxígeno sube a 92, pudiera ser posible que pueda aplicarse el oxígeno en casa. Pero si tiene niveles bajos y no logra subir a 92, podría ser necesario ir a un hospital.

Enfatizó que el oxígeno lo están vendiendo sin prescripción médica, pero lo adecuado es que la tenga, ya que usarlo indiscriminadamente no es lo recomendable porque puede traer alteraciones en las vías aéreas, sanguíneas y en la coagulación; daño microvascular en riñón y ojos, así como ocasionar daño en los pulmones. Y alertó que al retirarse el oxígeno el paciente debe recibir asesoría de un especialista.

Es recomendable que los enfermos de COVID-19 consulten a médicos que hayan visto casos de esa enfermedad o estén informados sobre la misma, dijo. Las personas no deben conformarse con consultar a médicos que desconozcan el tema.

Es importante que el oxígeno sea de uso médico y comprarlo en lugares certificados. Foto: Internet

De acuerdo con recomendaciones de la Secretaría de Salud Jalisco, el chequeo diario en los niveles de oxígeno permite detectar una disminución en la capacidad respiratoria, incluso antes de que la perciba por sí mismo el enfermo. La misma fuente indica que si el nivel de oxigenación cae por debajo de 92 por ciento se debe contactar con el médico para que determine si es momento de que el paciente vaya al hospital.

Godínez González señaló que un paciente puede necesitar más el oxígeno cuando duerme, ya que en la noche puede haber una baja en la saturación, y el enfermo puede no darse cuenta. Esto les puede ocurrir, por ejemplo, a las personas que tienen obesidad o síndrome de apnea del sueño.

Advirtió, por último, que el oxígeno debe de adquirirse en lugares certificados, ser de uso médico y no ser industrial.