Universitario en los máximos niveles internacionales del ajedrez

Blas Antonio Castañeda Aguilera, docente del CUCEI, obtuvo el título y certificación de FIDE Trainer

2548
Fotografía: Cortesía COMUDE Tlajomulco

Desde los cuatro años de edad el ajedrez ha formado parte de su vida, gracias a su padre. A los 12 años se convirtió en campeón nacional infantil y durante su trayectoria ha recibido diversos reconocimientos.

Ahora, Blas Antonio Castañeda Aguilera, docente por más de tres décadas en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), obtuvo el título y certificación de FIDE Trainer, uno de los máximos niveles en el ámbito internacional al que pueden aspirar los entrenadores de ajedrez.

Recordó que el año 2000 querían incluir el ajedrez en las olimpiadas y el Comité Olímpico solicitó que debían certificar a jugadores y árbitros. Como no tenían certificación para entrenadores, empezaron a dar seminarios y a aplicar un examen de competencias profesionales.

“Antes era muy difícil, porque tenían que ir a tu país o debías viajar a otra nación. Ahora, por la pandemia, fue en línea. Pudimos inscribirnos muchos entrenadores de diversas partes del mundo en el seminario y al final también toman en cuenta tu historial como entrenador”.

Comentó que existen cuatro niveles de certificación: instructor en desarrollo, instructor nacional, instructor FIDE y entrenador FIDE.

“Para ser entrenador FIDE necesitas haber alcanzado en tu carrera al menos 2 mil 300 puntos y superar la evaluación de competencias profesionales. Me fue muy bien: tuve que estudiar e hice un examen escrito”.

Además de las clases en el área de las telecomunicaciones, ha organizado torneos y asesora a los jóvenes universitarios que participan en torneos estatales y nacionales, ya que le gusta difundir las bondades del ajedrez, que contribuye a mejorar la capacidad de análisis y a resolver problemas de la vida diaria.

“Siento que tengo la obligación de difundir el ajedrez a nivel pedagógico, como instructor: que la gente aprenda a jugar”.

”A mí me ha servido. Creo que a las personas les puede ayudar a resolver problemas profesionales y personales. Como entrenador quiero aportar la experiencia. A veces me invitan a dar conferencias para docentes, porque van a promover el ajedrez en las escuelas. Capacito a los maestros para que ellos difundan el ajedrez y enseñen a los niños”.

Algunos datos de su trayectoria

– Ganador de competencias nacionales e internacionales (1976-1988). Mejor deportista de la Universidad de Guadalajara (1981).

– Ganador de siete campeonatos nacionales en diversas categorías.

– Maestro de la Federación Internacional de Ajedrez (1988).

– Jugador olímpico de ajedrez Dubái 1986 y capitán en Tesalónica 1988.

– Seis veces recibió la medalla al mérito deportivo en Jalisco.

– Promotor del ajedrez y múltiples exhibiciones de este deporte.

– Columnista semanal y emisor de noticias de ajedrez, locales e internacionales en la prensa (1985-1990). 

Ingresó al salón de la fama del Deporte del Estado de Jalisco Generación 2017.

Artículo anteriorOdas a las madres
Artículo siguienteJulieta Fierro, la astrónoma que nos acerca las estrellas