Un examen de la reforma educativa

289
100823. CIUDAD Y REGION. ENRIQUE ALFARO PRESIDENTE MUNICIPAL DE TLAJOMULCO ENTREGO UNIFORMES Y UTILES ESCOLARES EN EL ARRANQUE DE UN PROGRAMA PARA ESCUELAS PRIMARIAS DE ESE MUNICIPIO. CHEMA MARTINEZ

La diferencia entre la reforma educativa aprobada este año y la reforma integral de educación básica (RIEB), puesta en marcha en 2009, radica en que esta última sí considera modificaciones en los programas de estudio, mientras que aquella se concentra principalmente en las relaciones contractuales de los docentes y directivos.

“No le podemos llamar una reforma educativa, porque aunque sea una reforma debido a los cambios en la Constitución, no se enfoca precisamente en lo educativo, sino en la evaluación, la promoción y la permanencia de los profesores”, aseguró la académica de la Universidad de Guadalajara, María Luisa Chavoya Peña, coordinadora del Encuentro Internacional de Investigación Educativa, que tendrá verificativo en la Feria Internacional del Libro.

Esto no quiere decir que la reforma no vaya a repercutir en la calidad de la educación, detalló la profesora del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), pero lo hará de manera indirecta, pues ahora los criterios de elección de supervisores y directores tendrán que ver más con las capacidades y no sólo con la antigüedad.

“Se determinan leyes reglamentarias, se crean leyes para el establecimiento, por ejemplo, del Instituto Nacional de Educación (INE), del servicio profesional docente, pero que modifiquen la forma en que evaluarán y cómo van a permanecer los profesores, no puede llamarse educativo, porque no están modificando los contenidos curriculares ni las maneras de enseñanza. Tendría que ser una modificación a todo el sistema educativo en su conjunto”.

A decir de la doctora Chavoya, la política educativa que pretende implementar el gobierno mexicano proviene de recomendaciones internacionales hechas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sobre políticas ya determinadas para otras naciones, como la de establecer un sistema de educación por competencias para el nivel de educación básica.

“Si nosotros tenemos profesores formados con criterios diferentes, formados con un programa de estudios que no tenía que ver con competencias, de momento cómo les exigimos que se conviertan de un día a este sistema”.

Dicho tema será analizado en la mesa “La dimensión internacional de la reforma educativa”, en la que participarán Frida Díaz Barriga Arceo, especialista en estrategias para la construcción del aprendizaje; Lucía Mantilla Gutiérrez y María Luisa Chavoya Peña, del Departamento de Estudios en Educación, del CUCSH, así como Moisés Salinas Fleitman, experto reconocido internacionalmente en el área de psicología educativa.

“Estaremos discutiendo esta reforma por ser un tema pertinente y actual en nuestro país. Vimos todas estas movilizaciones de los profesores, que son naturales, pues con la reforma se vieron afectadas sus condiciones laborales. Aquí primero aprobaron los cambios y luego empiezan a hacer los estudios correspondientes, que debieron haberse hecho antes de aprobar una reforma”.

Para inaugurar la edición 17 de este encuentro, fue invitado el profesor de antropología de la educación por la Universidad Hebrea de Jerusalén e investigador de la identidad cultural, étnica y nacional judía, doctor Zvi Bekerman, quien dictará la conferencia “¿Qué reforman las reformas educativas?” El tema de la evaluación también será tratado en la mesa 2 de este espacio.

 

Encuentro Internacional de Investigación Educativa
3 y 4 de diciembre
9:00 horas
Salón Elías Nandino, Expo Guadalajara.