«Eró», el androide que triunfó en Short México

El trabajo fílmico de egresado del DIS, que fue reconocido en este festival cinematográfico, aborda la personalidad de un pedófilo

1280
Fotografía: Frida Valdivia (Cortesía CUAAD)

Eró, escrito y dirigido por Luis Antonio Aguilar Orozco, fue el cortometraje de ciencia ficción ganador del premio al mejor guión y mención al mejor corto de la prensa en la décimo quinta edición del Festival Internacional de Cortometrajes de México (Shorts México).

Shorts México es el festival cinematográfico, especializado en cortometrajes más grande de América Latina; una plataforma que apoya y promueve expresiones creativas de cineastas emergentes y consolidados de todo el mundo.

La realización de Eró tuvo una inversión de 250 mil pesos y se financió a través de recursos otorgados por el sector privado. En su realización tuvo apoyo del Departamento de Imagen y Sonido (DIS) del CUAAD.

La producción ejecutiva fue de Luis Antonio Aguilar Orozco, Mayela Nuño y Ángel Valladolid, estudiantes de la licenciatura en Artes Audiovisuales.

El cortometraje fue trabajo de titulación para la licenciatura de Artes Audiovisuales de Aguilar Orozco.

La ceremonia de premiación fue el viernes 18 de septiembre, a través de internet, desde la Ciudad de México. Fueron más de mil cortometrajes los que estuvieron en el Festival. No todos estuvieron en selección oficial.

¿De qué trata Eró?

Sobre una empresa que se dedica a hacer muñecos sexuales, y uno de sus nuevos lanzamientos es un androide hiperrealista para pedófilos. No se pretende hacer una apología, ni alabar, ni promover la pedofilia. El cortometraje deja muy claro que no es aceptable, pero deja ver al pedófilo como una víctima más de este trastorno, un enfermo que necesita ayuda. Entender que son seres humanos, y que no basta con un castigo, se requiere buscar una solución, ya sea desde el ámbito psicológico, psiquiátrico o neurológico.

¿Cómo se hizo?

Es un cortometraje de acción en vivo, no es animación. El actor Alejandro Ibarra participó como protagonista, además del niño Bruno Rodríguez, quien caracteriza al androide. Se hizo un casting para escoger a los actores. La historia es atemporal, no especifica ningún año, y dura 26 minutos.

¿Qué otro logro ha tenido el corto?

Quedamos seleccionados en el Short Film Corner. En el festival de Cannes hay una sección del festival llamada Short Film Corner, que es una muestra de cortometrajes que no están en la competencia oficial, pero que sí son parte del Festival, aunque éste no se realizó. El próximo año a la mejor se retoma.