Radios universitarias en el limbo de la regulación

226

Si bien es cierto que “urge” una reforma a la Ley de radio y televisión, como lo pretende el senador perredista Carlos Sotelo García, presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, también es necesario que dentro de las modificaciones que se harán se distinga y asigne una categoría diferente a las radiodifusoras universitarias.
La ley actual contempla solamente la radio concesionada y permisionada y dentro de éstas últimas ubica a las universitarias, indígenas, y comunitarias, entre otras, pero dado que sus quehaceres son diferentes, las radiodifusoras universitarias promueven se les excluya del paquete de la Reforma y se les otorgue un trato diferente.
“Hacemos quehaceres que las públicas o las estatales o educativas no hacen, por ejemplo, transmitir una sesión de un Consejo General Universitario, una ópera completa, conferencias, un programa de rock, un concierto en vivo, cátedras, simposios, noticias, o un diplomado, cosas que sólo la radio universitaria produce”, señala la directora de Radio UdeG, Luz Elena Castillo Díaz.
Aunque la ley sea la misma, es imperativo se tome en cuenta el dato de que ya son más de 120 radios permisionadas en el cuadrante a nivel nacional. “No podemos ir en el mismo paquete, estamos en 2010, sólo nosotros, la Universidad de Guadalajara, tenemos ocho radiodifusoras, eso nunca se imaginó, un grupo tan grande, el más fuerte del país y la única red de radiodifusoras universitarias que existe a escala nacional. Ahora ya no es prudente esta ley, urgen las modificaciones y que se incluya a otras radios”.
Un aspecto más a considerar en la reforma, según la directora de Radio Universidad, es que durante las campañas electorales se les permita enviar un mensaje dirigido de una forma diferente respecto a los tiempos oficiales, porque el auditorio es distinto, y se pronunció entonces, a favor de emitir un programa diario sobre cultura democrática, en lugar de pautar 50 o 48 minutos de spots cada día.
“No nos negamos a cumplir con los tiempos, pero podemos ayudar de forma un poco más inteligente. Nuestro auditorio es tipo “A”, quiere decir que son personas que estudiaron más de la prepa o un nivel de licenciatura, una carrera profesional, que tienen una capacidad de discernimiento amplio, una respuesta rápida, que generan una opinión y que la emiten y que pueden discutir una idea, no es un auditorio pasivo”.
Por otro lado, entre las propuestas de reforma, se plantea un cambio en materia de “combos” de manera que las estaciones de radio en AM transmitan a la FM, situación que de acuerdo a la directora de la Red Radio Universidad de Guadalajara, en principio no le significaría ningún problema, toda vez que se hicieron modificaciones con antelación.
“Cuando se instaló la red de radiodifusoras universitarias en los centros universitarios regionales, compramos y cotizamos transmisores digitales, sabíamos que esto iba a migrar, así que por fortuna, todas nuestras emisoras están en FM y todas con transmisión digital, entonces tendríamos que comprar sólo una especie de adaptador y la inversión sería pequeña”.
Comercializar 5 por ciento del tiempo al aire es una más de las variaciones planteadas, aspecto que recibió el visto bueno de Castillo Díaz, porque dice, “generalmente administramos la pobreza, dependemos de un presupuesto de origen público, bajo, y comercializar ayudaría mucho en el desarrollo de productos específicos, sería un respiro económico”.
La iniciativa que contiene las propuestas de reforma se plantea discutir en febrero, pero todavía no consigue el visto bueno de todas las fracciones parlamentarias.