Omar Bravo experiencia para hacer crecer a la manada

El exseleccionado sueña con el título y el ascenso de Leones Negros

735
Omar Bravo
Foto: Abraham Aréchiga

El regreso de Omar Bravo a las canchas no ha sido fácil. Los dos años alejado del terreno de juego requirieron tiempo para que el exseleccionado nacional adquiriera ritmo para dar lo mejor de sí en los Leones Negros.

Luego de un torneo de pertenecer a las escuadra universitaria, el oriundo de Los Mochis, Sinaloa, hace un recuento de lo que han sido estos meses formando parte de la Universidad de Guadalajara.

“Se fueron respetando los tiempos que yo pedía para estar bien, en forma físicamente, mi reincorporación fue gradual hasta el cierre del torneo en que pienso que lo empezamos a hacer de una mejor forma, pero nos quedamos cortos y ahora en este inicio de año tenemos retos diferentes”.

 

Durante este tiempo ha tratado de aportar desde su lugar lo mejor que pudiera, y asegura no sentirse mejor que ninguno, ya que para poder alabar alguna trayectoria tienes que mantenerte constante y eso es lo que te da vigencia.

“Tienes que aumentar tu nivel para sentir que los demás te respetan, desde este lugar he tratado de entrenar siempre al cien por ciento y demostrar que me puedo poner a la par de su nivel y su edad”.

Su regreso estuvo marcado por el deseo de que su hijo lo viera jugar y hoy disfruta de su presencia en cada partido en el Estadio Jalisco.

“Siempre he sentido un ambiente familiar en el estadio, mi hijo está contento, cada vez identifica más lo que su papá hace dentro de la cancha. Es fanático de Leones, estoy contento porque él disfrute cada partido al igual que mi mamá”.

Omar Bravo
Foto: Abraham Aréchiga

Sobre las expectativas para el torneo que recién inicia, expresó que dará lo mejor de sí, ya que no hay ninguna justificación para tocar el tema físico.

“Estoy en forma, hice la pretemporada a la par de mis compañeros, me siento bien físicamente y ahora los más importante son los resultados, hay que ir paso a paso. Siempre trato de ser perseverante, no me siento mejor que ninguno, siempre trato en cada juego dejar algo importante para mi equipo y seguir aportando hasta que mi cuerpo diga no más”.

A corto plazo sueña con el título y el ascenso de Leones Negros.

“El título está ahí, son tres meses y medio para enfocarnos en ser un equipo con más oficio que nos lleve a jugar la final con Oaxaca”.