Mucha imagen pocas propuestas

298

Falta menos de un mes para que concluya el proceso electoral federal 2012. Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto, Gabriel Quadri de la Torre y Josefina Vázquez Mota, son los nombres de los candidatos en campaña a la presidencia de la república, y de quienes especialistas universitarios realizan un análisis de su posicionamiento, campañas y propuestas.
El maestro Joaquín Galindo Díaz, coordinador de la licenciatura de estudios políticos, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, refirió que Enrique Peña Nieto tiene un posicionamiento claro, por la promoción de su gobierno en el Estado de México; Andrés Manuel López Obrador se ha dedicado a bajar los puntos negativos en las encuestas y Josefina Vázquez Mota era menos conocida, pero tomó popularidad desde la elección interna de su partido.
En opinión del experto, ella “carga con un gobierno que no ha sido eficiente en cuanto a lo económico y seguridad pública. Entra en un escenario con un poco de desventaja ante los otros dos candidatos”.
En cuanto a las campañas y mercadotecnia, Galindo Díaz calificó la de Peña Nieto como “una campaña de mucha imagen con un mensaje simple, el de un gobernador cumplidor”. El candidato de la izquierda ha manejado promocionales en los que da la imagen de un gobernante con imagen de estadista, pero el problema de la candidata por el Partido Acción Nacional es la palabra “diferente”, la cual no brinda un mensaje que le diga algo al electorado.
A decir del maestro en ciencias políticas, las propuestas de los cuatro candidatos son parecidas en el ámbito social, de salud, económico y de educación. “Cuando se habla de políticas públicas están hablando prácticamente de mantener el modelo actual. Por ejemplo, sobre seguridad hablan de hacer algo parecido a lo que ya está. Peña Nieto propone una gendarmería nacional y Vázquez Mota dice querer continuar con lo que se está haciendo, tras poner atención en las causas”.
Dijo que Gabriel Quadri ha utilizado sus planes de gobierno para atraer el voto de los ciudadanos y ha dado la imagen de ser un ciudadano como todos. “Ha sabido aprovechar el ataque entre los otros tres candidatos y su candidatura estratégicamente va enfocada a quitarle puntos al PAN, con su imagen y correcto manejo de los temas. Él entró tratando de manejar la imagen de un ciudadano más y de derecha”.
Sin embargo, a decir del investigador, el electorado (principalmente el menos informado) no toma en cuenta las propuestas al momento de decidir el voto. “Por más que se diga la propuesta, se vota más por la imagen. Es un problema de cultura política poco desarrollada en nuestro país y de ciudadanos desinformados, porque las televisoras como empresas privadas tienen a sus candidatos”. De ahí que muchas veces el candidato da un discurso que sólo en palabras trata de satisfacer las necesidades de la población, principalmente aquella de escasos recursos o de comunidades rurales, como lo marcan las reglas del marketing.
Galindo Díaz indicó que “hay un debate anti-PRI muy fuerte que dice que si regresa ese partido, México pierde. Pero el México de 1988 o de 1994 no se parece nada al de 2012. Con una ciudadanía más avanzada, con tres partidos consolidados y que en conjunto nos marcan la alternancia. Con una juventud informada, con un desarrollo de redes sociales claro, con lo que las personas tienen información y forma de presionar. Dudo que con este México de la alternancia, tengamos fuertes problemas con quien nos gobierne. Después de todo, la democracia es igual a alternancia”.

Participación ciudadana
Gobernar un país no se remite a una persona y sea cualquiera la que llegue a la presidencia, deberá poner atención en los temas medulares: las grandes reformas que requiere México, aseveró la maestra Martha de la Mora Gómez, directora del Instituto de Investigaciones en Innovación y Gobernanza, de la Universidad de Guadalajara.
“Una reforma fiscal que permita una redistribución de la riqueza, una reforma política que contemple temas como la consulta, el referéndum, las candidaturas ciudadanas y la reelección. Convocar a una nueva constitución y a la vez abarcar los temas básicos que son seguridad y educación, los cuales deben ser políticas de Estado”.
Además, en los procesos electorales es trascendental la participación ciudadana, la cual no se puede dar sin conocimiento. “No puede haber democracia sin ciudadanos y la información es básica para poder decidir el voto. Ser ciudadano informado, en el real sentido de la palabra, en una democracia deliberativa y que sea una elección racional”, dijo la especialista.