México en busca de la hazaña

31

A unos días del inicio de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la delegación mexicana, integrada por 102 atletas, se declara lista para enfrentar la máxima justa deportiva y escribir una página más en la historia del deporte nacional.
Para esta edición de los juegos, que reunirá a cerca de 11 mil deportistas de todo el planeta, especialistas señalan que aunque el análisis se debe hacer en diversos aspectos, pronostican que el equipo tricolor podría aspirar a obtener cinco preseas.
El docente y entrenador de tria-tlón del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Gustavo Nuño Miramontes, explica que en un pronóstico interfieren aspectos tales como el nivel de desarrollo del país y el ser una de las llamadas economías emergentes, en la cual ni se está arriba, ni abajo, lo que hace difícil el desarrollo del deportista.
“Tenemos otro factor, que es uno de los más objetivos: el análisis del rendimiento deportivo. Creo que analizar este punto es difícil, porque cada deporte tiene distintas estrategias para llegar. Sin embargo, lo que sabemos en lo general es que los deportistas dan su mejor esfuerzo, pero sus condiciones de desarrollo y calidad de vida son un tanto paupérrimas. Y también tendríamos que hacer un pronóstico en base al historial deportivo de México y de todo lo que representa y cómo hemos llegado a este momento de Londres”.
Explica que en base a este acercamiento, si se ganan cinco medallas será un éxito para México, que registra como sus mejores actuaciones los juegos de 1968, en que fue sede y obtuvo nueve medallas, así como Los íngeles 1984 y Sidney 2000, con seis preseas.
“Espero que tengamos mínimo una medalla de oro. Es un deseo para el país, que necesita satisfacciones en un momento de crisis. De nada sirve ganar cinco medallas o más, si son de segundo o tercero, ya que lo que posiciona son los oros”.
Nuño Miramontes señala que a lo largo de la historia de participaciones de México, la cosecha de medallas se ha centrado básicamente en cinco disciplinas: clavados, atletismo, taekwondo, box y equitación.
“En el caso del taekwondo, es el que ha rendido frutos más recientemente y son cinco deportes los que han sacado la cara por el país a lo largo de la historia. Para esta edición, el único equipo completo que llevamos es el de clavados, que puede dar grandes satisfacciones y ojalá el futbol, pero ese se cuece aparte, ya que no es parte de la estructura del modelo del deporte del país, empezando por las condiciones económicas que lo rodean. Otra disciplina que podría dar sorpresas es tiro con arco, ya que los atletas llegarán con más experiencia”.
En comparación al ciclo olímpico previo a Beijing 2008, expresó que el ciclo rumbo a Londres, prácticamente no cambió en nada y los deportistas siguen trabajando con las mismas condiciones y obstáculos.
“Lo único que puedo asegurar del ciclo olímpico pasado (Beijing), donde se ganaron tres medallas, a este ciclo fue la dirección de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), y no hubo un solo cambio, ya que emplearon la misma estrategia, los mismos apoyos, instalaciones y me atrevo a decir que el asunto no cambia desde hace más de una década”.
Precisó que en países como México, el éxito del deportista y la obtención de medallas son producto de una lucha individual por parte de los atletas.
“El desarrollo del deportista mexicano se debe en primera instancia a una lucha demasiado individual y en ese primer círculo está la familia, posteriormente su equipo y los amigos, y como un factor externo, la política institucional.
“Desde la primera participación en Juegos Olímpicos, en 1924 se ha hecho evidente la participación de los mexicanos peleando contra todo lo que está fuera del ámbito deportivo, que son las políticas del Estado y de las instituciones. Siempre ha sido la esencia la lucha individual. Ahora se cierra el ciclo olímpico y un ciclo político y ojalá lo que venga se replantee el esquema del deporte en todos los niveles”.
Estos Juegos Olímpicos contarán con la participación de las nadadoras universitarias Patricia Castañeda y Lissette Rueda, mientras que en los Juegos Paralímpicos la UdeG tendrá presencia con la judoca Lenia Ruvalcaba, medallista de plata en Beijing 2008.