Laura Puentes, preparándose desde casa

La frontenista del CUCEA ha logrado superar las dificultades iniciales debido al cese de actividades públicas por la contingencia de la COVID-19, y se siente lista física y mentalmente para volver a las competencias

376
Laura Puentes fue medallista de oro en los pasados Juegos Panamericanos. Foto: David Valdovinos

Desde hace más de tres meses la vida de la frontenista Laura Puentes cambió a causa de la pandemia, que además de posponer las competencias para las que se preparaba, la obligó a entrenar en un terreno de juego desconocido y buscar la forma de mantenerse bien física y mentalmente.

La medallista de oro en los pasados Juegos Panamericanos no estaba acostumbrada a pasar tanto tiempo en casa, pues entre los entrenamientos, la escuela y la competencia pasaba mucho tiempo fuera de ella, lo que hizo un poco complicado el confinamiento.

“Estar tanto tiempo encerrada sin salir a entrenar se vuelve un poco complicado, afortunadamente me pude reponer a esa situación con la ayuda de mi familia, también disfruté el tiempo con ellos que muchas veces no tenemos y nos pusimos a hacer ejercicio. Me dediqué a entrenar lo que se podía en casa y a prepararme para cuando llegarán las competencias estar en mi mejor forma”.

Los torneos y eventos internacionales de este año para los que se preparaba, como una Copa del Mundo, se pospusieron para el 2021 y aún no hay fecha definida, al igual que para los nacionales, que no se sabe si serán a finales de año o hasta el próximo.

“Tuve que modificar los patrones de entrenamiento con la ayuda de mis preparadores físicos, mi nutrióloga y sobre todo el psicólogo, creo que fue muy importante esta etapa para mantenerme en calma. Modificamos el plan y enfocamos las metas, así me pude sentir un poco mejor y rendir bien en los entrenamientos desde casa”.

 Para la estudiante del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), mantener bien la parte física y la emocional, ha sido complicado.

“Al final estar en casa no te motiva a realizar actividad física, pero yo diría que es más difícil lo mental porque si no estás bien emocionalmente, ni mentalmente, no te van a dar ganas de hacer actividad física. Creo que mantener la calma, los objetivos muy claros y reenfocar metas hace la diferencia para que te motives a mantenerte físicamente, aunque lo mental es más difícil”.

Ante la incertidumbre de cuándo volverá la actividad, tiene claro el objetivo mantenerse físicamente bien, mejorar, para cuando venga la temporada estar al cien por ciento y aprovechar el tiempo para dedicarlo a otras cosas para las que a veces no tenía tiempo, como  fortalecimiento, la convivencia en casa y mejorar mentalmente.

“Al principio si me sentía muy mal, me pegó mucho, pero ahorita creo que me siento muy bien, creo que al final he logrado adaptarme a estos cambios y me siento bien, he mejorado en estado físico y todas las cuestiones que van con ello, como la resistencia, la fuerza, la potencia y anímicamente bien, me siento tranquila. Tenía mucho tiempo sin un descanso, año tras año en competencias, mundiales y no paraba, esta pausa obligatoria me vino bien, fue un momento de relax, mentalmente ya me costaba mucho ir a los torneos todos los fines de semana, regresar a la universidad y seguir la rutina.”

Desde hace unas semana el panorama ha lucido más favorecedor, ya que a la actividad en casa se sumaron los tres entrenamientos a la semana en una cancha privada que pudo conseguir.

“En el 2021 hay una Copa del Mundo, ahorita es tiempo de prepararse para llegar a esos torneos y lograr a clasificar“.