Casos de sarampión, consecuencia de movimiento antivacunas

Los 26 casos que fueron registrados en Ciudad de México, entre ellos once niños y 14 adultos, no contaban con inmunización anteriormente

273

Los casos de sarampión que se registraron durante los últimos días en México son consecuencia del movimiento antivacunas y de esquemas truncos de vacunación en adultos, explicó el infectólogo del Centro Universitario de Tonalá (CUT), Iván Contreras Coronado.

Los casos que hemos tenido en México por lo regular son casos que no tienen antecedentes de vacunas, los grupos antivacunas y otros países nos están afectando, ya que al viajar a países como el nuestro donde sí hay campañas de vacunación, esas personas no vacunadas transmiten o son portadores de la infección”, dijo el especialista.

Recordó que los 26 casos de sarampión que fueron registrados en Ciudad de México, entre ellos once niños y 14 adultos, no contaban con inmunización anteriormente.

El movimiento antivacunas es una tendencia mundial que inició en Europa de personas que decidieron ya no vacunar a sus hijos o a ellos mismos con el argumento de que ese tipo de inoculaciones causan autismo.

Eso logró que se perdiera lo que los médicos llaman “efecto rebaño”, que es cuando una persona que se vacuna no sólo se protege a ella, sino a las personas cercanas, lo que hace que haya un amplio espectro de inmunidad a esta enfermedad.

En este nuevo brote de las últimas semanas hay pacientes que van desde los nueve meses de edad hasta los 44 años, predominando los adultos, nueve de ellos en el Reclusorio norte de la capital mexicana.

Contreras Coronado añadió que en el caso de los adultos se trata de personas que no tienen completo o actualizado su esquema de vacunación, por omisión o porque la vigencia de sus inmunizaciones caducó.

“Todos tenemos un cierto periodo de protección de la vacuna e inmunidad por un tiempo determinado, cuando alguien recibe una vacuna al año de vida, por ejemplo, tiene cierta cobertura que tiene que reforzarse cuando llega a los seis años de edad, después de esa edad no hubiera necesidad de re vacunar si no hubiera brotes en mi país, pero al perder el ‘efecto rebaño’ y no tener una población completamente inmunizada estamos viendo adultos que están expuestos a los casos importados del sarampión”.

El especialista dijo que por ahora no está recomendado que toda la población se vacune contra esta enfermedad, sino sólo los que estuvieron expuestos a las personas enfermas o los casos sospechosos.

Reiteró que por ahora no hay casos registrados de sarampión en Jalisco y otras partes del país, por lo que no es necesario que la población se alarme ni acuda a vacunarse.