Buceo aplicado a la ciencia

96

El buceo, además de ser una actividad deportiva y recreativa, también es utilizado con fines científicos y de investigación, área en la que la Universidad de Guadalajara ha trabajado desde hace ya muchos años.
Uno de los avances importantes en esta materia es el hecho de que en el 2006 la institución fue admitida en la Academia americana de ciencias subacuáticas de los Estados Unidos, que tiene como finalidad principal desarrollar, promover y estandarizar todos los trabajos que se realizan en el agua con fines científicos en las diferentes áreas.
En el caso de la UdeG tales espacios están enfocados a la biología, aunque el buceo científico tiene materias tan variadas como las ciencias del mar, buceo industrial, comercial, arqueología subacuática y la oceanografía, entre otras, explicó el maestro Vicente Teófilo Muñoz Fernández, oficial de seguridad en buceo, en la UdeG, y coordinador de estos proyectos.
“Hemos trabajado desde la creación del laboratorio de ecosistemas marinos y acuicultura, que depende del Departamento de Ecología del Centro Universitario de Ciencias Biológico y Agropecuarias (CUCBA), desde hace más de diez años. El ingreso a este organismo fue un paso importante, debido a que es la primera universidad en México y Latinoamérica en ser admitida y a él están afiliadas más de de 100 instituciones de diversas partes del mundo”.
Explicó que los proyectos de investigación universitarios se encuentran enfocados a la ecología y biología marina, y sus áreas de estudio se concentran en el Pacífico central mexicano, que va desde el norte de Nayarit hasta la mitad del estado de Michoacán.
Para ese fin, cuentan con financiamiento tanto de la Universidad de Guadalajara, como de organismos entre los que están el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la Comisión nacional para el conocimiento y uso de la biodiversidad (Conabio) y la World Wife Foundation (WWF).
“Trabajamos en proyectos en zonas como las Islas Marietas, Chamela, los Arcos en Puerto Vallarta, la isla Isabel. En este último sitio realizamos tareas de zonificación, ya que es un parque nacional; estamos registrando los ecosistemas para determinar los niveles de restricción para la protección y conservación. Todos los proyectos están enfocados a hacer un inventario biológico de estas zonas para saber qué es lo que se tiene y conocer la composición del ecosistema y las medidas de protección para mantenerlos saludables. Es una labor ardua y continua, ya que la composición varía por los cambios de estación, de modo que es un trabajo permanente”.
Aunado a estas faenas, Muñoz Fernández precisó que además la UdeG cuenta con un programa de buceo científico, basado en los estándares y regulaciones de seguridad de la academia mencionada anteriormente. Tal programa de entrenamiento lo realizan los estudiantes una vez que han terminado su curso de certificación inicial de aguas abiertas, que se imparte prácticamente desde la creación de la licenciatura en biología.
“Una vez que toman esta materia existe una segunda denominada tópicos selectos, donde se ven técnicas de muestreo en ecología marina y se aplican los conocimientos tanto de su curso básico de buceo como los necesarios para efectuar proyectos de investigación bajo el agua. Además, llevamos a cabo cada año un diplomado de buceo científico, dirigido a estudiantes de la carrera de biología y público en general, interesado en tener un entrenamiento de alta calidad en esta materia. Los alumnos que realizan tal diplomado tienen la posibilidad de formalizar proyectos conjuntos con todas las instituciones que forman parte de la Academia americana.”
El también docente del CUCBA puntualizó que el hecho de que la UdeG pertenezca a esa academia es fundamental, pues estandariza los procedimientos de seguridad para los buceadores y los proyectos de investigación, debido a que los estudiosos que participan en los congresos organizados por dicha agrupación presentan sus metodologías para que puedan ser aplicadas por otras instituciones.
“Nosotros que tenemos dos años en esta academia, utilizamos metodología que ellos aplican desde hace 20 años y eso nos ahorra muchos tiempo de prueba.
“Del 12 al 16 de marzo en San Diego, California, se llevará al cabo la reunión anual de la Academia americana de ciencias subacuáticas y nuestra participación nos va a permitir traernos lo más nuevo en metodologías y fortaleceremos el área de investigación. Creo que se han logrado avances importantes los últimos 20 años, pero todavía falta avanzar, hay muy poca inversión, que es costosa.”
Añadió que la UdeG participa activamente en proyectos de investigación relacionados con mares y lamentó que a pesar de que México es un país con una superficie marítima similar a la terrestre, no cuente con un número mayor de indagaciones en ese campo.