Andrea Becerra

667

2019, un año de ensueño.

La integrante de la selección de la Universidad de Guadalajara de tiro con arco, Andrea Maya Becerra, fue ganadora de la medalla de oro en la modalidad de arco recurvo en la Universiada Nacional, la Universiada Mundial y de la presea de plata en los Juegos Panamericanos efectuados en Lima, Perú.

“El 2019 ha sido un año increíble para mí. Nunca me hubiera imaginado que todo esto iba a pasar. En la Universiada Mundial competí con las top ten del mundo. Fue una agradable sorpresa para mí la plata en Juegos Panamericanos. Me convirtieron en la primera mexicana en asistir en la modalidad de arco compuesto. Fueron muchas cosas muy agradables para mí y espero que vengan mejores cosas”.

Recordó que los Juegos Panamericanos fueron desde el inicio un reto para ella, desde la clasificación. Considera que es lo más difícil que ha hecho en su carrera deportiva.

“El simple hecho de clasificar. Estando ahí pasaron muchas cosas inesperadas. Sin embargo, me deja una gran satisfacción. Se cumplió el pronóstico: competí ante la mejor del mundo. A mí y mi entrenadora nos deja de reflexión los aspectos donde tenemos que trabajar, reforzar la cuestión mental, lo físico y es lo que vamos a hacer”.

La estudiante de Relaciones Internacionales, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), explicó que ahora viene un período más relajado, ya que 2020 será un año de pocas competencias y el objetivo es llegar a la Universiada Nacional con equipo completo en ambas ramas y poder repetir la actuación del año pasado, en que las mujeres en su modalidad ganaron todas las medallas de oro.

“Tenemos la mira en la próxima Universiada Nacional como lo más importante. Vamos por esa selección para después poder asistir al Panamericano universitario, que también es muy importante para nosotros, y en febrero asistiré a una competencia en Las Vegas. Será divertido, porque es mi primera vez y todo esto como parte de la preparación para el mundial del 2021, que sería la meta más grande que tenemos”.

Con ocho años en el deporte, todos estos resultados la dejan motivada y contenta, pero no satisfecha.

“Hay muchas cosas por mejorar y trabajar. Este año me ayudó a saber que sí puedo, pero necesito seguir entrenando y esforzándome más”.