Violencia sin nacionalidad

544

La violencia de género y el acoso sexual son un problema generalizado que no tiene nacionalidad y que se presenta lo mismo en los países latinoamericanos, como en los que se precian de ser naciones desarrolladas, afirmó Raquel Partida Rocha, investigadora del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), tras realizar una estancia en la Universidad de Toulouse Le Mirail, Francia.

“Hay una idealización, un romanticismo de que allá no suceden estas cosas. Esto es un problema que no tiene religión, color de raza ni de estratos sociales, económicos o culturales. La cultura de los derechos humanos de las mujeres ha avanzado mucho, pero la potencialidad de los hombres a sentirse superiores, persiste. Es un patrón que no se concentra en países en proceso de desarrollo como nosotros”, expresó la especialista en estudios de género.

Partida Rocha realizó una estancia de cinco semanas en Francia para participar, junto a otras académicas de México, Brasil y Perú, en la Cátedra de Estudios Mexicanos, del Instituto de Estudios Pluridisciplinarios de América Latina de dicha universidad, una de las tres instituciones en el país galo que ofrece una maestría multidisciplinaria de estudios especializados en Latinoamérica. 

Ahí impartió el curso “Políticas públicas de género en México” a estudiantes de licenciatura y posgrado, así como a las profesoras que conforman el laboratorio Simone de Beauvoir, además de una conferencia el 25 de noviembre, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La investigadora del Departamento de Estudios Socio Urbanos, del CUCSH y presidenta de la Asociación de Mujeres Académicas de la UdeG, fue elegida entre varias candidatas del continente por sus estudios en materia de derechos de las mujeres, desigualdad y explotación laboral.

Su estancia dio como resultado el proyecto de creación de la Red iberoamericana de estudios de empleo, trabajo, género y violencias, que estará conformado por académicas de universidades de 10 países latinoamericanos, entre éstas la UdeG, y de la península ibérica, el cual comenzará actividades en 2017.

La intención es generar estudios comparativos acerca de las violencias de género ejercidas en esos países, con la intención de obtener datos cualitativos y cuantitativos que reflejen la dimensión del problema.