Redes migrantes

    0
    6

    Entre todos los usos que actualmente se le pueden dar a las redes sociales y a las nuevas tecnologías, el estudiante de la maestría en Gestión y Desarrollo Cultural del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), Eduardo Saldivar, encontró una forma de analizar y documentar aspectos culturales y sociales relacionados al fenómeno migratorio de El Arenal, municipio de la región Valles.

    El objetivo era investigar lo que ha sucedido con las distintas generaciones de migrantes, desde la primera que se desplazó a Estados Unidos en 1942 por medio del Programa Bracero hasta las más recientes, así como la manera en que éstas se comunican y buscan tener contacto con su tierra de origen.

    Para ello, el estudiante recabó información con varios cronistas del municipio y analizó documentos históricos, sin embargo fue a través de la creación de la página en Facebook “Hijos Ausentes de El Arenal Jalisco”, que obtuvo información directa de los mismos migrantes que por medio de las redes intentan mantenerse al tanto de lo que sucede en el municipio.

    “Se empiezan a hacer los primeros registros sobre aquello que extrañaban más, sobre cuáles eran las añoranzas y evocaciones más importantes, como su identidad, su arraigo, formas, costumbres y el paisaje natural”, comentó Eduardo Saldivar.

    La creación de esta página fue parte de su tesis para la licenciatura en Historia y como un proyecto cultural que gracias a la interacción con los migrantes permitió conceptualizar la identidad del municipio, del que él mismo es originario y que abandonó a los 15 años.

    “Vimos que los migrantes entre los paisajes naturales recordaban mucho los cañaverales, y no sólo los campos de agave y maíz, así que diseñamos esta idea con los colores de estos cultivos, verde para la caña, azul para el agave, amarillo para el maíz y el color arena, de donde se origina su nombre”.

    Ya en el programa de maestría en Gestión Cultural, el estudiante dio continuidad a su proyecto con la construcción formal de un sitio web con la colaboración de programadores y diseñadores, el cual fue presentado en el mismo municipio el pasado 24 de enero.

    “Una de las bondades que tiene la gestión cultural es facilitar con las diferentes disciplinas la generación de un proyecto que sea integral, participativo y que tenga apropiación”.

    Con estos proyectos se han documentado diversas prácticas de los migrantes arenaleneses y se comenzó un registro de su ubicación en el país del norte, ya que anteriormente se creía que el estado que albergaba a la mayor cantidad de ellos era California, pero se ha visto que también hay una gran presencia en Carolina, Virgina y Nueva York.

    “Queremos hacer, con los diseñadores gráficos y una vez que tengamos datos precisos, un mapa gráfico interactivo de dónde están todos esos migrantes, para que permita ubicar a las nuevas generaciones”.
    Agregó que parte del éxito de su fan page y de su actual sitio web, se debe a que se ha respetado la manera de expresarse de los migrantes, sin limitaciones en cuanto al uso del lenguaje.

    “Se les ha permitido por ejemplo el uso del spanglish, porque finalmente eso es parte de la cultura”.
    En el sitio web se encuentra un archivo fotográfico alimentado por los mismos hijos ausentes, además de datos históricos y algunas leyendas originarias del pueblo. Posteriormente se incluirá una compilación de recetas de alimentos tradicionales de la población como las carnes frías, el queso, la birria y las carnitas estilo El Arenal.

    El sitio cuenta con el patrocinio de dos tequileras de la región, que a se mostraron interesadas en el rescate de la cultura.

    Además del sitio web, la visión del proyecto incluye el trabajo en otras áreas como el turismo, para lo cual estará trabajando con otras instituciones, como la Preparatoria Regional de Tequila.

    “Tuvimos una plática —con el director de la preparatoria— para trabajar en temas que tienen que ver con turismo, cultura, migración y sociedad. Participarán académicos y prestadores de servicio para investigar a mayor profundidad y de manera participativa, queremos que el impacto vaya también a otros ramos”.

    En cuanto al flujo migratorio actual, Eduardo Saldivar encontró que éste sigue existiendo, sin embargo se ha reducido debido a las oportunidades de estudio que tienen ahora los jóvenes.

    Comentarios de Facebook