Mely Ortega

506

Actriz y bailarina, debuta como directora en la puesta en escena Mis pasos que se detienen y andan, una producción que tiene el propósito de exponer los distintos rostros de la mujer y la búsqueda del carácter propio.

Inició su carrera en la adolescencia, participando en historias de corte infantil, algo que le permitió involucrarse con las posibilidades que ofrece el teatro. Los hijos de Sánchez, Impecable diamantina, La feria, Bolero, Todas las Julias del mundo y Extraños, son algunos de los montajes en los que ha trabajado.

Prepara un par de proyectos más, obras esencialmente dedicadas a los pequeños. El público podrá conocer su labor (en esta nueva etapa) todos los fines de semana, hasta la primera quincena de diciembre, en el Teatro Experimental de Jalisco.

Dirección
Fausto Ramírez fue quien me impulsó para dar este paso. Me dijo que mi visión está hacia otro lado, que siguiera como actriz, pero que, además, tengo las facultades para ir hacia otra parte. Así fue como tomé la decisión de dirigir la obra Mis pasos que se detienen y andan. Por el lado de la escritura, este texto no está vinculado con la dramaturgia, solo se le denomina “texto autónomo para la escena”, porque no es completamente de mi autoría. Tomé algunas frases de Milan Kundera, Rosario Castellanos y Sandra Villareal; esta última fue conductora de “La Cripta”, un programa de Radio Universidad de Guadalajara. El complemento del texto sí es mío. Todavía me falta para considerarme una dramaturgo, aunque me gustó el ejercicio y su resultado.

Mis pasos que se detienen y andan
El hilo conductor en esta puesta en escena es la mujer y su visión de superar obstáculos. Es una alusión de cómo se debe caminar sobre las dificultades y continuar en la marcha. Además, se unen los recuerdos, la infancia, si tienes padres o no, o si pensaste en tener una pareja para toda la vida, y no resultó ser lo que esperabas. La obra concentra las necesidades del corazón y lo que requiere una mujer para estar tranquila. Es un trabajo de investigación; sin embargo, está claro que no todas las mujeres pensamos de la misma manera. El desarrollo de la obra presenta a tres personajes que están cotidianamente en un espacio. Estas mujeres comienzan a tomar un viaje en dirección hacia sus recuerdos, para después descubrir sus carencias.

Teatro
Soy afortunada. Dentro de esta disciplina he conocido mucha gente interesante, que está enganchada de la escena, de lo que realmente es el teatro. Esta labor me ha dejado conocimiento sobre algunos rasgos del comportamiento humano. Ahora estoy trabajando un tema que no es “liviano”, y esto tiene relación con las personas que he encontrado en el camino: gente aferrada de la escena.

Extraños 
Hice una investigación ardua sobre las bailarinas de table dance. Me senté con ellas, platiqué, eso me abrió un panorama enorme sobre el tema de esta nueva obra: mujeres que lo único que buscan en su camino es sobrevivir.

Cine y música
Actué en una película de la Universidad de Guadalajara que se llama Otro tipo de música. Fue una experiencia que me agradó, pese a lo difícil que es hacer cine. En Mis pasos que se detienen y andan participa el maestro Carlos Vilches, quien también hizo la música para esa película. En todas las funciones habrá música en vivo. Estamos apostando al trabajo teatral, al aquí y el ahora.