Apoyo internacionalista

    756

    A pesar de los avatares que castigan injustamente al pueblo cubano mediante el criminal bloqueo promovido por los padrinos de la libertad, ahora resulta que son ellos precisamente quienes encabezan una iniciativa mundial a través de una misión colaborativa para apoyar a los hermanos africanos.
    Hasta hoy son cerca de 300 especialistas entre médicos, enfermeras, sanitaristas, etcétera. Antes de su viaje, posiblemente sin retorno por el riesgo asociado al escenario del letal virus que se ha dispersado por diferentes naciones, todos sin excepción ni privilegio alguno recibieron el correspondiente entrenamiento técnico en el Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kouri”, localizado en las afueras de la ciudad de La Habana, Cuba.
    Sin embargo, sus familias están perfectamente informadas de las amenazas y peligros latentes que sus gentes tendrán sobre sí mismas. Y aun así, son personas que arriesgan su propio bienestar y salud por los demás. Aquí convendría contraponer las acciones militaristas y ocupacionales que los padrinos de la libertad han iniciado al enviar tropas a los países donde se reconocen brotes epidémicos del virus del Ébola para garantizar la seguridad global.
    El balance general en muy fácil, todavía hay gente que, con muchos honores y a pesar de la limitaciones impuestas, se gana el premio Nobel al humanismo. Hay que dar hasta que duela, decía una de las eternas luchadoras comunitarias.
    En verdad que los cubanos nos ponen el verdadero ejemplo colaborativo que deberíamos reproducir en lugar de vociferar abiertamente, y con sobrada comodidad: dizque estamos preparados para atender dicha problemática en cuanto se presente en cualquier rincón del territorio nacional.