Y la villa será en …

1699

A pesar de que han pasado más de tres años desde que la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), nombró a Guadalajara como la sede oficial de los Juegos Panamericanos para el 2011, a la fecha no han definido el espacio donde edificarán la Villa Panamericana que albergue a ocho mil atletas. Tampoco la sede del estadio olímpico está definida aún.

El fin de semana pasado, la ODEPA llegó a la ciudad con el fin de analizar el tema de la edificación de la villa. El parque Morelos y El Disparate provocaron polémica: no fueron opciones. Hoy la nueva discusión estará en torno al predio El bajío.
El parque Morelos causó dolor de cabeza a los habitantes de la zona y a las autoridades. El proyecto era costoso y no había posibilidad en el futuro de que los departamentos pudieran ser vendidos.

En el caso de El disparate, a pesar de ser un área natural protegida, las autoridades del estado adquirieron una fracción de 25 hectáreas para edificar la villa y construir el estadio de atletismo, pero ante el rechazo de la sociedad y la comunidad de la Universidad de Guadalajara, se dio marcha atrás a la urbanización de este predio. Aunque la idea de urbanizar El disparate no está totalmente desechada por las autoridades.

Desde el punto de vista del arquitecto José de Jesús García Rojas, “aquí los que ganan son los desarrolladores inmobiliarios y pierde la sociedad. Se ve la codicia, la avaricia, el negocio inmobiliario. El gobierno del estado pagó el terreno, condicionado a que le cambien los usos del suelo al propio propietario. Aquí el problema es que quien está violando las normas es la propia autoridad”.

En esto coincide el experto en derecho administrativo y urbanístico del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), Antonio Rocha Santos, quien ha realizado una exhaustiva investigación sobre el tema.

Rocha Santos informó que la Semades, mediante el oficio número 080074/2009, con fecha del 9 de junio de 2009 y dirigido al regidor Álvaro Córdova Pérez, reconoce que el predio se encuentra en una unidad de gestión ambiental (UGA) ANP3209, es decir, que es un área natural protegida, con fragilidad ambiental de nivel tres y una política ambiental de protección. “Queda claro que están vigentes dichas disposiciones y que el ayuntamiento no puede autorizar la lotificación o subdivisión de dicho predio y los acuerdos emitidos al respecto deben revocarse”, considera Rocha Santos.

Añadió que a inicios de agosto de este año, la dependencia presentó el oficio número 1795/2009 al presidente municipal de Guadalajara, en el cual se establece la posibilidad de urbanizar la zona, siempre y cuando respeten las disposiciones ambientales correspondientes: realizar una evolución del impacto ambiental en terrenos forestales y medidas de protección ambiental.

Al respecto, el también presidente de la Academia Mexicana de Desarrollo Urbano, comentó que “confirma nuestra postura de que no se puede cambiar el uso del suelo hasta que no se realicen los estudios técnicos ambientales correspondientes, se analicen, se sometan a consulta y se dictaminen”.

Mario Alberto Orozco Abundis, rector del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), señaló que “no sé a quién puede beneficiar si realmente se hace un estadio ahí, teniendo un estadio como el Jalisco o el de las Chivas. La cosa es ser partícipes en toda la sociedad jalisciense y no querer abarcar solo esta área”.

Con este panorama, Guadalajara podría perder la sede de la justa deportiva, advierte el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Manuel Orozco Santillán e investigador del CUAAD. “Consideró que es la última oportunidad que tienen Jalisco y México para sustentar la organización de los juegos. No hay alternativa: se tiene que definir a más tardar en los primeros días de esta semana, porque si todavía se presentan más problemas, pudiésemos perder, frente a Canadá, la sede panamericana”.

El bajío, proyecto viable
El diputado del PRD añadió que construir las instalaciones en el predio de El bajío “es más factible. Aquí el problema en todo caso es resolver el asunto financiero, toda vez que se trata de inversiones privadas y públicas que se entremezclan. Pero en El bajío, al construirse un nuevo proyecto, pueden resolver estos pendientes y también la participación del gobierno del estado, del gobierno federal y del municipal”.

Añadió que “los universitarios que estamos en el ejercicio público, como su servidor, que soy diputado miembro de la comisión del deporte, siempre hemos estado a favor de los Juegos Panamericanos. Vamos a apoyar su organización, pero seguimos creyendo que no a costa de los últimos recursos naturales que le quedan a nuestro estado y a nuestra ciudad”.

En el tema de los Juegos Panamericanos, lo único concreto es que con el pretexto de regenerar los espacios recreativos y de diversión, las autoridades del estado han decidido construir un complejo acuático y otro para tenis en las instalaciones del parque Metropolitano, mientras que el complejo de voleibol de sala, el complejo panamericano de gimnasias y el edificio de oficinas del comité organizador, ya están terminados.

Cuando hicieron el anuncio oficial de que Guadalajara sería sede de la justa deportiva, el gobernador del estado, Francisco Ramírez Acuña, señaló que la capital de Jalisco preparó los Panamericanos desde hace una década. “Guadalajara está lista para hacer los mejores Juegos Panamericanos de la historia”.

Artículo anteriorJustyna Tomczak
Artículo siguienteColaboración microbiana