Logra MUSA cuarta certificación ambiental otorgada por SEMADET

Mantiene el museo universitario seis años de labor en pro del medioambiente

1260

El compromiso del MUSA Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara para contribuir al cuidado del entorno natural ha permanecido y, ahora, es refrendado y reconocido por cuarta ocasión.

Este lunes 11 de diciembre, en representación del personal del recinto universitario, el administrador Alfredo Moseley Ochoa recibió el documento de recertificación en el Programa de Cumplimiento Ambiental Voluntario (PCAV) de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET).

En 2017 le fue otorgada la primera certificación al MUSA, misma que renovó en 2019 y 2021. El nuevo reconocimiento como museo sustentable entregado por el titular de la dependencia gubernamental, el Secretario Israel García Ochoa, contempla un periodo de dos años.

Las estrategias con las que el espacio ha cumplido para alcanzar dicho logro, incluyen, principalmente, el uso eficiente del agua, la adecuada disposición de residuos y la concientización sobre la importancia de implementar mejores prácticas de sustentabilidad.

Todo el equipo del museo está involucrado y, como parte del proceso, ha recibido formación adicional a su labor diaria a través de cursos y talleres impartidos por autoridades y asesores especializados en el tema.

Las exposiciones presentadas en este recinto de la Universidad de Guadalajara contribuyen también a extender el mensaje de reflexión en torno a las acciones que impactan al medioambiente, al mismo tiempo que mejoran la experiencia de los visitantes.

SEMADET entregó además un certificado a la Escuela Preparatoria de Tonalá, que lo obtiene por tercera ocasión.

Esta labor de las instancias universitarias, es una parte de lo que la Máxima Casa de Estudios de Jalisco lleva a cabo en otras áreas con relación al cuidado del hábitat colectivo, en las que se incluyen tareas de educación y divulgación.

Artículo anteriorEn Jalisco, los sismos tienen mayor impacto en Guadalajara y Ciudad Guzmán debido a sus suelos
Artículo siguienteJulián Velásquez, en el mapa del mundo científico