El odio en la piel

1046

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”. Es una frase que en la práctica podría ser más utópica que real, sin embargo, son las palabras con las que inicia la Declaración Universal de Derechos Humanos, como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse.
Antes y después de haberse declarado esta bien intencionada frase, la discriminación, el rechazo, la exclusión y la agresión entre los seres humanos ha existido en el mundo debido a la diferencia de ideas, de religión, de género, de nacionalidad, e incluso de las características físicas del individuo.
“La discriminación racial siempre ha existido, es una conducta inherente al ser humano”, comentó el investigador del Departamento de estudios jurídicos de la Universidad de Guadalajara, Francisco Jiménez Reynoso.

La discriminación en el mundo
Las manifestaciones racistas se han dado hasta en el más recóndito rincón del planeta y en diversos momentos, comentó el profesor. En Estados Unidos un grupo de ex militares blancos fundó a finales de 1865 la famosa organización conocida como Ku Klux Klan, que tenía entre sus objetivos, exterminar a los afroamericanos y en el menor de los casos, negarles algunos de sus derechos fundamentales.
En ese mismo país hace décadas, en algunos restaurantes había letreros que decían “Prohibida la entrada a negros, mexicanos y perros”. Esa es una discriminación muy clara, a pesar de que no hay golpes, no hay azotes ni mutilaciones, comentó el investigador Jiménez Reynoso.
Otra de las grandes manifestaciones de discriminación racial, ocurrió durante la Segunda guerra mundial en la Alemania nazi, continuó el investigador. El asesinato de millones de judíos, debido a que eran considerados una raza inferior, “sin duda ha sido el genocidio más grande de nuestro mundo contemporáneo, y solamente debido a la discriminación racial”.
En Colombia, señala la periodista Silvana Paternostro en su libro En la tierra de Dios y del hombre, existen operativos llamados “limpieza social”, en los que “se mata a determinados individuos que ciertos sectores de la sociedad colombiana, consideran desechables”.
En Sudáfrica se realizaban socialmente actividades que discriminaban a los habitantes de raza negra, pero fue en 1948 cuando estas prácticas se oficializaron con la declaración de la política del Apartheid, que el gobierno —de blancos— impuso. En esta declaración se reconocían tres razas: los negros, los blancos y los mestizos, y establecía los lugares de asentamiento de cada grupo, los trabajos que podían realizar y el tipo de educación que podían recibir, y delimitaba además el contacto social entre cada segmento de la población.

Día mundial contra la discriminación racial
Fue esta determinación del gobierno de Sudáfrica, el antecedente para que actualmente se celebre cada 21 de marzo el Día internacional de la eliminación de la discriminación racial, acordado por la asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas en 1966. Ese mismo día, pero en 1960, murieron asesinadas por la policía decenas de personas que se manifestaban de manera pacífica contra la política del Apartheid en Sharpeville, Sudáfrica.
A partir de los evidentes hechos violentos en el mundo, se organizaron en diversos países acciones contra la discriminación racial. La Primera Conferencia Mundial para Combatir el Racismo y la Discriminación Racial realizada en Ginebra, la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, realizada en Sudáfrica y la declaración del Primer Decenio de la Lucha contra el Racismo y la Discriminación Racial, son algunas de ellas.
Existen discriminados y discriminantes, pero ¿por qué la gente discrimina? Muchas veces es por herencia, responde el profesor Jiménez: “Si los padres educan a sus hijos a que una raza es mejor que otra, ellos van a pensarlo así. Se discrimina también por cuestión cultural e incluso por sentirse acepados”.

Discriminación en México
En México, la discriminación más común es contra los grupos étnicos. “La no integración, la sectorización, la separación es hacer círculos sobre lo que se supone, somos iguales. Los grupos étnicos son discriminados, porque son maltratados”, comentó el investigador. Una de las maneras más comunes de discriminar este sector es mediante el lenguaje, por ejemplo: “Indio bajado del cerro a tamborazos”, es una frase de burla, rechazo y alusiva a los indígenas que habitan en la sierra.
En mayo de 2008, un informe del foro permanente de la ONU señaló: “Discriminación, racismo y falta de acceso equitativo a la justicia empañan hoy la vida de poblaciones indígenas”, refiriéndose a las poblaciones indígenas de América Latina, especialmente en Chile y México.
La aceptación de las diferencias y la tolerancia, concluye el investigador, es una actitud determinante para que no exista la discriminación. “Todos somos diferentes, pero a pesar de esa diferencia hay que aceptar que tenemos los mismos derechos”.

Artículo anteriorEduardo Alberto Caballero
Artículo siguienteLicencias de manejo falsas