Reestructuración de la carrera de abogado

587

La reestructuración al plan de estudios de la carrera de Abogado que se imparte en la modalidad escolarizada en diez centros de la Red Universitaria, y en la modalidad semiescolarizada en tres campus, se implementará a partir del calendario escolar 2017-B.

Este renovado programa académico “es un ejemplo nacional en cuanto a currícula”, ya que será más moderno, flexible, con un perfil internacional y acorde con las reformas legales realizadas en diversos ámbitos en el país, afirmó Patricia Rosas Chávez, titular de la Coordinación de Innovación Educativa y Pregrado (CIEP), de la UdeG.

El Plan 25 es el resultado de las modificaciones que se hicieron a este programa en 2014 para adecuarlo al Sistema de Justicia Penal Acusatorio, derivado de la reforma constitucional de 2008, y que entró en vigor en junio de este año.

“La trascendencia radica en que no solamente se da una actualización para incorporar los contenidos de diferentes reformas constitucionales que ha habido como la del sistema de justicia penal, la de derechos humanos, la de telecomunicaciones y la hacendaria, entre otras, sino que hay un énfasis muy importante en aspectos como el desarrollo de las competencias fundamentales que todo abogado debe tener como son la interpretación, la comunicación y argumentación”, explicó Rosas Chávez.

Añadió que el abogado egresará con un perfil internacional, pues se acentuará la formación del derecho constitucional, los derechos humanos y la justicia internacional y el manejo de un segundo idioma aplicado a esta disciplina.

Uno de los grandes cambios es que la enseñanza estará centrada en estudios de casos, por lo que el estudiante “va a revisar instituciones jurídicas particulares desde una óptica multidisciplinar como el enfoque particular o especializante: penal, civil, mercantil, etcétera”.

Los temas de carácter transversal se abordarán en cada asignatura, “por ejemplo la ética y la cultura de la legalidad son asuntos tan importantes en la carrera de derecho que no pueden agotarse en una materia, tanto como la equidad, la cultura de paz, la sostenibilidad o la responsabilidad social”, puntualizó.

Además de la flexibilidad en la oferta de especialidades clásicas del derecho, cada centro universitario que imparte el programa podrá abrir otras especialidades, de acuerdo con los recursos académicos que corresponda, lo que dará la posibilidad de que los estudiantes realicen movilidad intercentros, explicó. 

La investigación y los recursos metodológicos tendrán un eje central en este nuevo programa. “Se está buscando que la currícula atienda estas necesidades de profundizar en la investigación, no quedarnos exclusivamente con el litigio, sino profundizar en los cuestionamientos de los procedimientos y leyes que hoy tenemos”, expresó.

Con una mayor cantidad de estudios de índole jurídica se buscará crear un Instituto de Investigaciones Jurídicas Intercentros, que tendrá la participación de los abogados de toda la Red Universitaria.

“Hoy tenemos abogados generalistas y hemos profundizado en el perfil del litigante, y menos en el perfil de quien hace carrera judicial, por ejemplo. Tener esta flexibilidad va a permitir que los estudiantes puedan transitar entre diferentes instituciones y centros universitarios para poder acercarse a la formación que más les convenga y por interés particular”, dijo la funcionaria.

Rosas Chávez afirmó que ya se trabaja en el diseño de materiales y recursos que atiendan el modelo centrados en el aprendizaje del estudiante, y las adecuaciones para que todos los cursos estén en línea; además de que se ofrecerán cursos de capacitación a los profesores de manera que este programa esté vigente a partir del ciclo escolar 2017-B, que da inicio en agosto del próximo año.

El nuevo programa será impartido en modalidad escolarizada en los centros universitarios de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), de los Altos (CUAltos), del Sur (CUSur), de la Ciénega (CUCiénega), de la Costa (CUCosta), de la Costa Sur (CUCSur), de Los Lagos (CULagos), del Norte (CUNorte), de Tonalá (CUTonalá) y de los Valles (CUValles); y en la modalidad semiescolarizada para CUCSH, CUAltos y CULagos.

Artículo anteriorLa gacetita – Letras para Volar
Artículo siguienteInformes sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública