Financiamiento para salvar tortugas marinas

    580

    Para la conservación y restauración de las poblaciones de tortugas marinas en Jalisco, la Universidad de Guadalajara inició en fechas pasadas su temporada de protección 2008-2009.
    La UdeG trabaja desde 1982 en esta actividad en el Playón de Mismaloya, uno de los sitios más importantes para la anidación de estas especies marinas en el mundo.
    Para tal labor, que incluye actividades de investigación, manejo, educación y hasta recreativas y deportivas, la Red Universitaria recibe financiamiento de la propia institución. Incluso se han conseguidos apoyos de la comunidad, la iniciativa privada o dependencias gubernamentales.
    El Campamento tortuguero La Gloria, del Centro Universitario de la Costa Sur recibe cerca de 105 mil pesos de la Universidad, así como 24 mil pesos del programa Acude. También esperan captar 67 mil pesos en donaciones para este 2008.
    De manera adicional, esperan captar 94 mil pesos, por parte de la Comisión Nacional de íreas Naturales Protegidas, para infraestructura.
    Por su parte, el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias, quien impulsa acciones en el Campamento Bahía Tehuamixtle, recibe un presupuesto anual de 85 mil 300 pesos, de la UdeG.
    De manera adicional son beneficiados con recursos complementarios por parte de los ayuntamientos, para cubrir diversas necesidades, tales como gasolina.
    Por su parte, la Preparatoria Regional de Puerto Vallarta maneja este año, un presupuesto total de 500 mil pesos, que serán empleados para infraestructura y equipamiento.
    También, la iniciativa privada se suma como patrocinadores para mobiliario, motocicletas, alimentos, entre otros. Además, se convierten en miembros activos de este trabajo, cabe señalar que las actividades de este campamento se realizan todo el año.
    El Centro Universitario de la Costa, que asesora labores de conservación en la zona de Vallarta, no tiene presupuesto asignado por parte de la UdeG. Sin embargo recibe apoyo por parte de diversas instancias y la iniciativa privada.

    Artículo anteriorRafael del Río
    Artículo siguienteLa realidad de los antros