Cero y van dos

    1169

    Me enteré que no pidió licencia el doctor Alfonso Petersen, que dejó su cargo para irse al sector salud. Esto me parece bien: es doctor, conoce el área, pero he escuchado algunas entrevistas de él en medios locales y me he dado cuenta que nunca responde lo que le preguntan, siempre se sale por la tangente, ocasionando que los periodistas prefieran pasar a otro tema. Cero y va una.
    El doctor, aunque él no lo admita, fracasó en la organización de los Panamericanos. Él dio opciones, pidió licencia y se fue: “ahí arréglense ustedes”. Cero y van dos.
    En estos últimos días han aumentado los casos de dengue. Vivo cerca de lo que el año pasado llamaron el epicentro del virus: la colonia Constitución. El año anterior vinieron trabajadores del gobierno y rociaron algún tipo de líquido para matar o controlar el nacimiento de este mosquito. También visitaron casas para regalar “costalitos” que evitaban el nacimiento del insecto. Este año no han venido y las consecuencias las vemos. Leemos y escuchamos en los medios de comunicación, una creciente cifra de contagios y muertes.
    Ahora tenemos un nuevo secretario de Salud, el doctor Alfonso Petersen Farah. ¿Hará algo para controlar esa invasión del mosquito del dengue o sólo, como ya nos lo va haciendo costumbre, se saldrá por la tangente? Lo malo de esto es que aquí se pierden vidas. El dinero como quiera va y viene. ¿Cero y van tres?

    Artículo anteriorJustyna Tomczak
    Artículo siguienteColaboración microbiana