Ventilación cruzada y buena iluminación en las aulas podrían ayudar a evitar contagios de COVID-19

Académicos del CUAAD iniciarán un proyecto piloto para un regreso seguro a clases en la UdeG

542
En el CUAAD iniciarán un proyecto piloto de monitoreo para conocer cuáles son las condiciones óptimas de ambiente, temperatura y radiación solar para ofrecer un retorno seguro a clases. Foto: Fernanda Velázquez

Una ventilación cruzada y una buena iluminación y distribución de espacios podrían ser suficientes para garantizar que los alumnos estén seguros ante un posible contagio de COVID-19, afirmó este miércoles Hiram Urias Barrera, profesor investigador del Centro Universitario de Arte Arquitectura y Diseño (CUAAD).

El especialista anunció, en conferencia de prensa, que iniciarán un proyecto piloto de monitoreo en el CUAAD para conocer cuáles son las condiciones óptimas de ambiente, temperatura y radiación solar para ofrecer un retorno seguro a clases para los alumnos de bachillerato y educación superior.

“Las temperaturas, la humedad y la radiación solar dentro de los espacios pueden ser factores determinantes para aumentar o disminuir la transmisión del SARS-CoV-2. A través del mecanismo de monitoreo que vamos a desarrollar en las aulas estableceremos estas condiciones, porque los estudios demuestran que en temperaturas bajas y altas humedades el virus puede transmitirse más rápidamente, y con esto queremos generar normativas y mecánicas para el desarrollo de estrategias a fin de que los espacios se pueden ventilar y tengan una buena iluminación”, informó.

Foto: Fernanda Velázquez

El proyecto será implementado a partir de este semestre para conocer cuáles modificaciones tienen que sufrir tanto las aulas como los espacios de trabajo administrativo en esta Casa de Estudio, y qué elementos externos deben de implementarse para asegurar una baja transmisibilidad del virus.

El coordinador del doctorado en Innovación para el Hábitat Sustentable y académico del CUAAD, Fernando Córdova Canela, adelantó que en el estudio contarán con la participación de especialistas como el doctor Mario García, del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), para hacer el diseño del sistema de información, el análisis de datos y las interfaces de comunicación.

Explicó que la intención es generar una base de datos que pueda ser compartida a los tomadores de decisiones en los planteles de la UdeG, pero también en las instituciones relacionadas con la infraestructura escolar, con el objetivo de que puedan determinar niveles de riesgo con base en evidencias científicas y responder de manera anticipada a eventuales picos de contagio.

Señaló que iniciarán con este proyecto piloto con la idea de que se extienda como un estudio de ciencia ciudadana, para que tanto las instituciones como los padres de familia tengan acceso a la información para tomar decisiones en cuanto a la escuela de sus hijos.

El peor enemigo, en este momento, es la falta de información y el conocimiento que tenemos. Mientras más conozcamos y más personas puedan tomar decisiones en función de este conocimiento será una gran alianza, y con eso la UdeG contribuye con ciencia y conocimiento para ir enfrentando este problema de la pandemia”, indicó.

Este proyecto es parte del doctorado en Innovación para el Hábitat Sustentable del CUAAD, que busca generar investigación para mejorar la calidad de vida de las poblaciones más vulnerables. El posgrado abrió su convocatoria y tendrá este 23 de septiembre una sesión informativa para los estudiantes interesados en cursarla; y del 18 de octubre al 5 de noviembre abrirá el registro para el curso propedéutico para posibles aspirantes.

Los interesados pueden consultar mayor información en la página del CUAAD www.cuaad.udg.mx y en el correo dihs@cuaad.udg.mx