Unas elecciones sin precedentes

101
JMM011 120205 LOCAL COMIENZO DE VOTACIONES ELECTORALES, PARA LAS ELECCIONES INTERNAS DEL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL EN EL PARQUE HUNDIDO EN LA COLONIA JARDINES DEL COUNTRY GUADALAJARA,

Las próximas elecciones intermedias del 7 de junio representarán no sólo un ejercicio de participación sino también un escenario inédito para el análisis del comportamiento político en las redes sociales y sus implicaciones en el proceso electoral, especialmente en el caso de los más jóvenes, quienes por haber alcanzado recientemente la mayoría de edad participarían por primera vez en los comicios, explica Angélica Cázares Alvarado, profesora-investigadora del Departamento de Políticas Públicas del CUCEA.

Cázares Alvarado apunta tres variables que confluyen en la coyuntura electoral actual: una de ellas es la histórica constante del número de votantes, que suele ser menor en las elecciones intermedias; el papel de las redes sociales durante las campañas; y el manifiesto cansancio y desilusión de la ciudadanía con la clase política de todos los partidos.

En este panorama, señala que un elemento de cambio patente es una plataforma que no se encuentra legislada, como es el caso de las redes sociales, ya que “a través de ellas ha estado circulando una gran cantidad de información de candidatos y partidos políticos, así como también de supuestas organizaciones o personas que están incentivando a anular el voto, lo que también ha generado respuestas que apuestan por lo contrario, puntualizando a qué nivel puede afectar a los partidos y a la ciudadanía”.

En medio de esta efervescencia mediática, la predicción de un escenario para las futuras elecciones es incierta, pues a ello se suma la molestia ciudadana hacia los partidos políticos por los acontecimientos lamentables que ha vivido el país en el último año, a los que en gran medida ha tenido acceso mediante las mismas redes sociales. Sin embargo, “no podemos saber si esto hará que el voto se inhiba o se estimule”.

A lo anterior se relacionan algunos elementos que despliegan nuevas perspectivas para el análisis político de estas elecciones. Uno de ellos es el incremento en las listas nominales de un sector de nuevos votantes, jóvenes que recientemente han alcanzado la mayoría de edad y que, de  acuerdo al censo del 2010, representan un aumento del 10 por ciento con relación a las elecciones del 2012.

Población que es “la más activa en las redes sociales junto a la de mujeres, que son usuarias frecuentes de estas plataformas en las que está circulando una enorme cantidad de materiales en torno a las elecciones”, asegura Cázares Alvarado.

Otro de los aspectos que no formaba parte de las anteriores experiencias electorales, y que se inserta en la coyuntura electoral actual, es la presencia de las candidaturas independientes. Si bien, en opinión de Cázares Alvarado, no es posible determinar si su postulación dará respuesta al hartazgo social, “lo que sí podemos ver es que hay un voto joven en favor del candidato independiente que ahora se presenta por el distrito 10, al lado de un grupo de personas que están convencidas de las candidaturas independientes y el potencial voto de aquellos que no creen en ningún partido político”.