Un lugar de esperanza

314

Dirigida por Emma Yolanda Castellanos Martínez, una sobreviviente más de cáncer de mama,  la asociación civil Cruz Rosa Guadalajara es un albergue para mujeres de escasos recursos que enfrentan el cáncer. En cada habitación de la casa ubicada en la calle Manuel Acuña hay por lo menos una mujer que todos los días lucha por vencer un tumor en la matriz, en el colon o en algún seno. A punto de cumplir un año de existencia, por Cruz Rosa han pasado 118 pacientes acompañadas por un familiar y sólo tres de ellas fallecieron a causa de la enfermedad. Además de la atención médica, Cruz Rosa les brindó esperanza y fortaleza.

“Cruz Rosa nació hace diez años en Monterrey al ver la necesidad de mujeres de escasos recursos que llegaban a la ciudad provenientes de rancherías, y al no tener recursos dormían debajo de los coches, en los hospitales o en las rampas. Si el cáncer es tremendo, combinado con la pobreza es impensable“, explicó Emma Yolanda.

En el albergue se les proporciona lo necesario para salir adelante por una cuota de cien pesos semanales. Desde un techo y comida hasta la amistad con otras mujeres enfermas, atención psicológica y nutricional, a la realización de actividades como baile, manualidades y yoga. Algunas mujeres viven en la asociación quince días mientras reciben el tratamiento médico en el hospital; otras tienen una estancia hasta de dos meses, depende de sus citas.

“Todos piensan que el cáncer es sinónimo de muerte, pero para mí, como sobreviviente, es sinónimo de lucha y esperanza. Es una invitación para ver la vida de otra forma, pero necesitamos muchas cosas para salir adelante y fuertes. Por eso además de brindarles un lugar digno, las apapachamos para que sepan que es su hogar”, comenta.

Sobrevivir al cáncer te deja un compromiso muy fuerte con Dios, con la vida y con otras personas enfermas a las que puedes ayudar, asegura. “La única forma de evitar el cáncer es la prevención. Nuestra meta es instalar más módulos preventivos y brindar más conferencias. Actualmente damos orientación a 800 mujeres cada mes”.