Un Campus Party más tapatío

747

Transcurría apenas el primer día de actividades del Campus Party México 2015, cuando las principales autoridades del evento se reunieron para firmar un convenio que asegura a Jalisco como sede de CMPX hasta el año 2018.

Tras la firma del acuerdo, el gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval, el director de Campus Party, Raúl Martín, y el Rector General de la Universidad de Guadalajara, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, pactaron la creación de un fideicomiso de inversiones que garantice la realización de este evento para las próximas tres ediciones.

“La Universidad está presente en el desarrollo del estado. Por eso, con mucho interés y entusiasmo, participamos en la iniciativa de Campus Party. Hemos suscrito el acuerdo para darle vigencia y viabilidad en los próximos tres años; esta es la principal muestra de que podemos trabajar juntos: academia, empresa y gobierno”, comentó Bravo Padilla.

Parte de la inversión que se hará, provendrá de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología del Gobierno del Estado, que para esta edición invirtió aproximadamente 4 millones de pesos en la entrega de becas a más de 2 mil 600 asistentes.

“Entendemos la innovación como un motor de cambio social, cuyos beneficios deben de llegar a todos, por eso apostamos por espacios como Campus Party, donde entendemos que estamos obligados a respaldar los proyectos que permitan a los jóvenes compartir conocimientos y aprender de expertos”, aseguró Aristóteles Sandoval.

Por su parte, el presidente de Campus Party informó que para esta edición se contó con 50 fondos de inversión, que sumados al capital del evento, supera un monto de 400 millones de dólares enfocados al desarrollo de nuevas empresas.

“Hay que traer no sólo al inversionista, sino al empresario tradicional, que entienda que aquí hay ideas que necesitan desde 100 mil dólares, y que con eso se puede construir un imperio”.

Creando vínculos
Para los 15 mil “campuseros”, fueron seis días de caminar por los pasillos, de encontrarse a otros que piensen igual, de buscar el empleo adecuado, la inversión para su proyecto o simplemente de aprender escuchando a los expertos.

Joel Domínguez, de 22 años, vino desde Pachuca para encontrar a otros estudiantes interesados en la robótica que le ayuden desarrollar un proyecto en el que trabaja desde hace seis meses.

“Creo que la mayoría estamos aquí por eso, para encontrar personas que piensen igual que tú, que traigan el mismo chip y por lo pronto yo ya encontré a dos chavos de Nuevo León que les late la idea, uno sabe de diseño y otro de programación, nos complementamos”.

Mirna Lozano, de 17 años, quien dijo estar loca por los drones, está a un año de terminar la preparatoria, por lo que vino a Campus Party en búsqueda de una escuela donde pueda aprender a construirlos.

Al el tercer día de actividades, Ulises Quiroz de 25 años caminaba con un letrero que decía “Soy developer y busco chamba”.

“Es la segunda vez que participo en Campus Party, la vez pasada me quedé a un paso de entrar en una empresa norteamericana, pero ahora pues creo que vengo más preparado”, dijo.

El reto de crecer
El Pabellón de Actividades de la UdeG consiguió el objetivo de ser un espacio en el que confluyeron las ideas, la creatividad y la innovación de proyectos que se realizan en la Casa de Estudio.

“Los jóvenes que estuvieron en las conferencias, y sobre todo en los talleres, vieron superadas sus expectativas y se mostraron más que satisfechos”, comentó Teresa Rodríguez Jiménez, jefa de la Unidad de Apoyo a la Academia y la Investigación, de la Coordinación General de Tecnologías de Información de la UdeG, y coordinadora de dicho espacio.

Al asumir la responsabilidad de ser sede de Campus Party por los próximos tres años, agregó Rodríguez Jiménez, el reto de la Universidad como coorganizadora se vuelve mayor.

“Tendremos que pensar en la forma de ofrecer más, ya sea con un pabellón más amplio, o quizá hasta un pabellón por cada centro, tendremos que analizarlo, porque no queremos dejar de lado el objetivo de ser un espacio de vinculación”.

En las actividades del pabellón se dieron cita estudiantes de diversas universidades del país, como la Universidad Veracruzana o la Autónoma de México, así como de los mismos alumnos de la UdeG, tanto de centros universitarios como del nivel medio superior.

Una de las actividades que atrajo la atención de los campuseros, fue la exhibición del doctor José Ávila Paz, investigador del Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega), quien presentó el prototipo de un dispositivo que permitirá a las personas con discapacidad motriz comunicarse por medio del movimiento muscular de los ojos.

Asimismo, la profesora Irene Gómez Jiménez, presentó en el pabellón el trabajo con drones que se realiza en Preparatoria 19, con alumnos que cursan la Trayectoria de aprendizaje Especializante en fotografía.

“Es dar a conocer cómo desde una edad temprana se va involucrando a los jóvenes con este tipo de tecnología, que es el presente”, comentó.

En coordinación con la empresa iTexico, la UdeG presentó el programa Nüron, el cual permitirá que estudiantes de la universidad reciban una capacitación en diversas tecnologías para el desarrollo de aplicaciones móviles.

Los cursos serán gratuitos y tendrán una duración de tres semanas. De éstos se seleccionarán algunos para realizar estancias internacionales.

“Van a trabajar con un contrato, con prestación de ley, durante seis meses”, comentó Daniela Mendoza, coordinadora de Proyectos estratégicos del programa Nüron.

También en el pabellón, la Coordinadora General Administrativa de la Universidad de Guadalajara, Carmen Rodríguez Armenta, habló sobre los retos del programa federal México Conectado, del cual esta Casa de Estudio es Instancia Coordinadora Nacional (ICN).

Para Rodríguez Armenta, México necesita acabar con las empresas que controlan el mercado de las comunicaciones, y agregó que nuestro país “se encuentra en el último lugar de navegación en la lista de los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Esto ocurre porque existen monopolios que han elevado los costos de conectividad”.

Artículo anteriorGobierno de Jalisco UdeG y empresas crearán fideicomiso para Campus Party
Artículo siguienteUdeG dará becas a estudiantes de escuelas incorporadas