Ritmos de cuarenta grados

391

La atracción, el enamoramiento de Europa por Latinoamérica, es una cuestión perfectamente representada por el productor y músico británico Richard Blair, cerebro del grupo Sidestepper. Este romance, acentuado a través de las últimas décadas, encuentra en la música una de las expresiones más fértiles.
En el caso de Sidestepper, los sonidos electrónicos, las secuencias y los beats otorgan un aire de modernidad, elementos que se vinculan con la tradición y la fiebre que producen los ritmos latinos.
Después de década y media de trabajo, tiempo en que los álbumes Logozo, More grip, 3AM y Buena vibra sound system constituyen un registro musical importante para la trayectoria de Sidestepper, y además simbolizan referentes que originaron otros proyectos, la agrupación continúa especialmente seducida por el folclor colombiano, y enfoca esfuerzos en la conjunción del hip-hop, reggae, dub, y afrobeat.
Inspirado por sus colaboraciones en el sello discográfico Real World, y con la experiencia como ingeniero de sonido para acreditados productores y músicos, entre los que sobresalen Brian Eno, Daniel Lanois y Sinéad O’Connor, Richard Blair mantiene la mira puesta en Latinoamérica, territorio que brinda manifiestos musicales potencialmente atractivos para un amplio público.