Revistas científicas de reconocida calidad

468

Cuatro revistas de la Universidad de Guadalajara (UdeG) obtuvieron el ingreso o la permanencia en el Índice de Revistas Mexicanas de Investigación Científica y Tecnológica, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en la convocatoria 2014-2015, informó la coordinadora de Investigación y Posgrado, María Luisa García Bátiz.

“Una revista participó para ingresar y obtuvo un resultado favorable, y tres –que se encontraban en el Índice y les correspondía evaluación– obtuvieron su permanencia” por tres años más, al demostrar la calidad y excelencia editorial que reconoce el organismo federal. Destacó que este logro se debe particularmente a los esfuerzos de los equipos de trabajo de las revistas.

“Pertenecer al Índice no es sencillo, es una evaluación fuerte”, agregó. Hay 136 revistas, de las cuales 5 son de la UdeG, cifra que –como referencia nacional– está “en el cuarto lugar después de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y El Colegio de México”.

Explicó que el Índice evalúa aspectos como que 75 por ciento de lo publicado tenga potencial de ser citado, lo “que implica tener artículos innovadores”; que 60 por ciento de los autores y coautores pertenezcan a dependencias distintas a la que edita; y que los artículos sean arbitrados por un comité editorial formado por investigadores en activo y con reconocimiento de su comunidad científica nacional e internacional.

Además, revisan, entre otros aspectos, que la revista tenga como mínimo dos años con publicaciones ininterrumpidas y dentro de su periodicidad; que estén publicadas también de forma digital (preferentemente a través de un gestor editorial en línea) e indexadas a bases de datos como Scielo-México, Scopus, Redalyc o Web of Science, “que da una difusión amplia a los artículos de las revistas”.

Por primera vez en la historia del índice del Conacyt la evaluación cerró con una entrevista entre los evaluadores y los directores o editores de la revista, “que es un punto nuevo que creemos positivo, porque permite una retroalimentación y un elemento más que se suma a la evaluación”.

Además del prestigio que implica pertenecer a este Índice, las revistas tienen acceso a recursos del Conacyt para su edición y publicación.

Apoyos a las revistas
“El año pasado en la UdeG se comenzó un programa piloto de apoyo a las revistas que están reconocidas en el Índice del Conacyt y este año se ampliará a más revistas de la institución educativa”, afirmó García Bátiz.

En 2014 y en el contexto de transitar hacia el esquema digital, se compró infraestructura –por alrededor de 2.2 millones de pesos– para una plataforma que da “soporte al acervo histórico y futuro de las revistas de la UdeG” y un buen servicio a los usuarios. Además ayuda a la construcción de los repositorios institucionales de la Universidad.

Se dieron también apoyos para atender las necesidades específicas de cada revista, como pagos de corrección de estilo e impresión, envíos postales para hacer llegar revistas a los autores que publican y adquisición de equipo de cómputo. Para este año harán un padrón de todas las revistas de la Casa de Estudio –se estima que son alrededor de 50– y empezar a brindar apoyo para garantizar su existencia y calidad.

Artículo anteriorArte con sabor a Chile
Artículo siguientePapirolas celebrará una edición más