Medalla para RECICUAAD

427

El 26 de agosto, en medio de actividades culturales, música en vivo, y hasta un concurso de tragones de nieves raspadas, se festejó el primer aniversario de RECICUAAD, una ecológica iniciativa enteramente estudiantil, que consiste en la separación, reutilización y separación de basura que opera en Centro Universitario de Arte Arquitectura y Diseño.
Yuliana Lizette Padilla Díaz, Violeta Ivonne Reynoso López, Claudia Isabel Gutiérrez Nuño, Jorge Alberto Aceves Flores, Roberto Javier Lara Velazquez, Andrés Villanueva Valle, Jorge Navarro Serrano, Daniel Omar Cortés Fuentes, Andrea López Simental, César Francisco Castor Briones, Alejandro Rodríguez Ramírez, Jovany Vega Jaimes, Orión Nuño Ascencio son los integrantes del equipo que ha desarrollado este programa, y quienes este año se hicieron acreedores a dos premios por su esfuerzo: y la presea Irene Robledo al trabajo social en la categoría estudiantil.
En medio de la fiesta, Yuliana Lizette, estudiante del último semestre de la licenciatura en urbanística, y coordinadora del programa, hizo entrega oficial de la estatuilla Irene Robledo al rector del CUAAD, Mario Alberto Orozco Abundis; y en nombre de todo el equipo habló con La gaceta sobre la marcha de sus labores y el futuro del proyecto.

¿Nunca te dio asco andar entre la basura?
No, para nada. Al contrario, se nos hacía hasta terapéutico vaciar las bolsas y separar las botellas, el cartón, las latas…

¿No les tocó encontrarse la basura mezclada?
Sí. Nos topábamos con cada cosa… sobre todo en los botes de la cafetería. Es que todavía es un programa muy joven y los chavos todavía no se acostumbran, o no les importa. Pero poco a poco estamos tratando de concientizarlos.

¿Cómo han difundido el mensaje?
Hemos saloneado (sic), regalamos pines con el logotipo e hicimos folletos y separadores con materiales reutilizados. También hemos organizado varias cosas, como el concurso para diseñar los jardines del CUAAD, que esperamos se empiecen a montar el año que entra. De hecho ya tenemos el patrocinio del ayuntamiento de Guadalajara, que nos va a regalar las plantas. O como el festejo del primer aniversario, que tuvo muy buena respuesta.
¿Y ha funcionado? ¿Ven menos basura mezclada?
Pues sí, sí hay un avance. La verdad es que sí hay interés por el medio ambiente, de hecho está de moda. Hay una chava de diseño que se integró con nosotros sin hacer su servicio social, sino por puras ganas. Ahora sí ya va a sacar su servicio, pero en un principio se metía a las bolsas con nosotros nada más por buena voluntad.

¿Hay algún beneficio por participar en RECICUAAD?
Sí, quienes hemos trabajado en el programa hasta ahora hemos podido liberar nuestro servicio social. La ventaja también es que podemos acomodar las horas como mejor nos convenga, incluso en fines de semana, y sobre todo, hacemos algo bueno para el medio ambiente.

¿Cuál es el futuro de RECICUAAD?
Esperamos que a lo largo de este semestre se implemente la segunda etapa del proyecto, que se trata de hacer una separación más específica de los desechos inorgánicos en envases, papel y cartón y materiales de difícil reciclaje, así como la implementación de botes en las sedes de Música y Artes. Más adelante también quisiéramos abarcar las áreas administrativas, y actualmente hay otros Centros Universitarios que han mostrado interés en el programa, como el CUCSH.

Primera persona:
Andrea López Simental, Yuliana Padilla Díaz, Mónica Olarte, Violeta Reynoso López, Jorge Navarro Serrano, Alejandro Rodríguez Ramírez, Daniel Ojeda, Jovany Vega Jaimes (de izquierda a derecha y de arriba a abajo), son algunos de los miembros de RECICUAAD, ganadores de la presea Irene Robledo por su proyecto ecológico.

Artículo anteriorRogelio Villarreal
Artículo siguienteCero y van dos