Marichuy Piezas de tierra dignidad y orgullo

492

En 2016 el Congreso Nacional Indígena convocó a artistas gráficos para la creación de piezas que representaran a los pueblos de México. Al llamado acudieron diversos artistas indígenas para dar vida a la carpeta de grabados “Memoria de los pueblos”, que el 29 de junio se presentó como una exposición en la Galería Ajolote de Guadalajara.

Con este motivo conversamos con María de Jesús Patricio (Marichuy), Vocera del Consejo Indígena de Gobierno (CIG), y excandidata independiente a la Presidencia de México, quien impulsa esta iniciativa para tender puentes entre las culturas que conviven en nuestro territorio.

Jamie Isaac, artista y curadora canadiense, especializada en arte indígena, afirma que “el arte y los artistas indígenas han sido tratados como reliquias y el arte como artefacto”; ante esta aseveración que busca la reivindicación del arte creado por los pueblos, Marichuy señala: “Es cierto, a pesar de la enorme riqueza cultural, a los indígenas también se nos ha relegado en el arte. Me sigue causando admiración el arte de los pueblos mexicanos, y cómo manifiestan su forma de vida. Ver las obras de esta exposición nos permite conocer su sentir y cómo entienden la vida de sus comunidades. Creo que estas obras guardan la memoria de los pueblos y esperamos que quienes asistan las valoren como lo hacemos nosotros.”

En las piezas encontramos temas como el respeto a la tierra, la dignidad y el orgullo por la cultura a la que se pertenece, así como la unión y el poder de la organización; al respecto Marichuy señala: “También el arte puede dar algunos pasos hacia la reconciliación. El arte es otra forma de luchar, de manifestar lo que nos está pasando en los pueblos, de entender la diversidad. Antes de que pudiera viajar tanto y acercarme directamente a las comunidades, yo pensaba que todos los indígenas de México nos parecíamos mucho más, incluso encontraba que éramos iguales físicamente. Ahora sé que no es así,  aun cuando los pueblos indígenas tenemos mucho en común, sé que cada uno es distinto; por eso ver estas obras es maravilloso. Los artistas hablan de lo más hermoso que experimentan, también del terrible despojo que hoy padecemos y de los problemas que nos tienen de pie para seguir luchando”.

Agrega: “El hecho de que sigan existiendo los pueblos originarios al interior de los bosques, de las selvas, en las costas y frente a nuestras aguas, nos beneficia a todos los mexicanos, especialmente a los que están en la ciudad. Hay una relación importante con los pueblos indígenas: todos nos necesitamos. Las ciudades viven de nuestros cultivos, de lo que cada lugar produce y protege. Los pueblos originarios representan la vida milenaria de esta tierra que tiene derecho a seguir existiendo, a pesar de que siempre han querido acabarnos y ahora con mayor agresividad. La imposición de los nuevos megaproyectos sólo busca enriquecer a muy pocos y atentan directamente contra nuestra existencia. Atrás de proyectos como el Tren Maya o el Corredor Transísmico en el Itsmo, está el capital que busca, de nueva cuenta, lucrar con nuestras tierras, con nuestras aguas, minas, selvas y bosques”.

Vemos las piezas de la exposición y encontramos que cada una refleja el mundo cercano de cada artista y su cultura, le pregunto a Marichuy qué grabaría de su mundo nahua en una obra y contesta con seguridad: “Haría un cuadro de mi tierra, dibujaría la milpa y la llenaría de plantas medicinales. Mi pintura diría que la tierra nos da de comer, también la tierra es la que nos puede curar. Somos producto de la tierra y si la valoramos, ella también nos va a cuidar.”

La exposición “Memoria de los pueblos” estará hasta el 20 de julio en la Galería Ajolote. Avenida Guadalupe 1688. Las piezas estarán a la venta y las ganancias serán destinadas para el Consejo Indígena de Gobierno (CIG).

Artículo anteriorEl viaje de Chihiro
Artículo siguienteInnovación social acciones colectivas y emprendimiento estratégico