Magola y sus piernas peludas triunfan con “La Catrina”

Adriana Mosquera “Nani” recibe este año el homenaje por su trabajo como caricaturista con el personaje Magola, mismo que se podrá apreciar en la muestra “El sarcasmo de lo femenino” en el Museo de Arte Raúl Anguiano

1514
Foto: Fernanda Velázquez

TEXTO: ANDREA MARTÍNEZ PARRILLA

Hace 26 años la humorista gráfica Adriana Mosquera “Nani” creó a Magola, un personaje que tomó vida en el diario colombiano El Espectador. La galardonada con “La Catrina” de esta edición 2021 del Encuentro Internacional de Caricatura e Historieta (EICH), en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), cuenta que su creación fue un acto de rebeldía, pues en ese entonces ella se cuestionaba por qué los hombres caricaturistas dibujaban mujeres inexistentes. Así, Magola llegó con una nariz no operada, pelo oscuro, cuerpo recto y sin tacones para contar su día a día.

“Nani” actualmente es profesora honorífica del humor en la Universidad de Alcalá de Henares y su trabajo ha sido expuesto en México, España y China. Además, junto a la Cruz Roja Internacional ha hecho campañas para luchar contra la violencia hacia las mujeres y cuenta con 16 libros. Además de recibir el galardón en la FIL, hoy se inaugura su exposición El sarcasmo de lo femenino en el Museo de Arte Raúl Anguiano.

 

¿Cuál es la evolución que ves en Magola?

Creo que ha tenido una evolución propia, desde que la creé quise que ella fuese envejeciendo también (…) Los personajes de cómic que hacen los hombres normalmente son como estáticos, si son niños se quedan niños toda la vida. Magola no, va envejeciendo, tiene gafas, de repente tiene una cana. Creo que las mujeres hoy en día estamos más libres. Cuando empecé a dibujarla hace 26 años era todo un reto una mujer con piernas peludas. Ya se habla de una anti-depilación y la gente va con su sobaco peludo tranquila por la vida. Entonces (Magola) va al ritmo de la sociedad, creo que eso hace que haya más aceptación de los temas que se están tratando, afortunadamente.

Eres la segunda mujer que recibe “La Catrina”, ¿cómo se siente eso?

Ser como la segunda Maitena, en este caso, o la segunda mujer que recibe este premio es muy bueno, porque yo decía: ‘¿cuándo van a dar el segundo premio a otra mujer?´. No pensaba que me lo dieran a mí.

¿Cómo crees que este premio abona a la discusión del feminismo?

Estoy súper contenta porque el tema del feminismo está muy mal entendido, no sólo por viejas generaciones sino por las nuevas también. De repente vienen los adolescentes completamente confundidos, (…) es una mezcolanza tremenda. Creo que darle un premio a Magola, realmente más que a mí (…), es muy bueno para la sociedad porque hace que la gente se interese, lo vea y empiece a entender un poco mejor que podemos crear una sociedad diferente, más inclusiva e igualitaria. (…) Además, me reconoce un país con tanto conflicto de género, es todavía mucho más importante para mi carrera.  Significa el reconocimiento de las mujeres caricaturistas en general, porque este es un trabajo, entre comillas, pensado en el pasado sólo para hombres, porque los hombres eran los que opinaban. Pero ya hoy por hoy somos muchas las mujeres que estamos opinando.

Foto: Fernanda Velázquez

¿Ya identificas un cambio en la caricatura y la participación de las mujeres?

Por lo menos en el Día Internacional de la Mujer o el día en contra de los malos tratos a la mujer, sí hay un consenso en que todos los caricaturistas toquen ese tema, antes ni existía. Yo publico todos los días, intento que una o dos tiras vayan relacionadas a los temas de los derechos de la mujer o cómo ve la mujer el mundo desde su casa, su trabajo, de alguna cotidianidad normal. Eso no pasaba, la mujer estaba como relegada en un segundo plano y todo lo importante era el jefe gordo con la secretaria curvilínea, el que mandaba en la política siempre era representado por un hombre mayor, de gafas; el que robaba también era el hombre. Creo que se le ha dado también protagonismo a la mujer de otra forma, que no sea solamente desde la sexualidad o desde su cuerpo, desde ser un objeto decorativo (…) Entonces ha habido un vuelco en la creación de personajes femeninos.

 ¿Cómo te gustaría que la gente recordara el trabajo de “Nani”?

Ojalá muchas de las viñetas que yo hago y que están dando las vueltas continuamente en diarios y en redes sociales sean entendidas. Recibo muchísimas amenazas, insultos, haters, gente que me persigue y que tengo que bloquearlos porque ya es increíble el nivel de abuso que hay en las redes sociales. Entonces ojalá, dentro de un tiempo digamos, saber que ella hablaba de este tema y no se le entendió en su momento y lo importante que es para que la sociedad funcione de otra manera. Incluso trabajar la violencia en general, no solamente contra las mujeres, sino la violencia de la sociedad.

Foto: Fernanda Velázquez

¿Hasta dónde va a llegar Magola?

Nunca me he planteado hasta dónde quiero llegar con Magola, de hecho, nunca pensé ganar “La Catrina”, ha sido un espaldarazo a mi carrera, tampoco pensé que de la mano de mi personaje llegaría a China. De momento seguiré dibujando mientras tenga tema y creo que en el feminismo, la igualdad y los derechos de la mujer todavía queda mucho por hacer. Yo también he envejecido y me van pasando cosas que también quiero contarlas con Magola. Creo que ningún caricaturista ha hablado de la menopausia, por ejemplo, sobre todo los hombres, ¿de qué van a hablar?, de lo que a ellos les interesa.


“Nani” recibirá el homenaje “La Catrina” este sábado 4 de diciembre a las 13:00 horas, en el Salón Juan Rulfo de la FIL. Además, hoy viernes 3, a las 20:00 horas, será inaugurada la exposición Sarcasmo de lo femenino en el Museo de Arte Raúl Anguiano, que podrá visitarse hasta el 9 de enero de 2022.

Artículo anteriorCamila Sosa charló sobre «Las malas» con Mil jóvenes 
Artículo siguiente«Viaje al Perú en un poema»: un recorrido escénico por la tradición andina