La multiculturalidad en la música

824

“Soy hija de padres originarios de Coahuila y Tijuana, nací en Los Ángeles. Desde pequeña recuerdo que en mi casa comíamos frijoles y mi mamá cantaba canciones de Juan Gabriel, Rocío Dúrcal, Amanda Miguel; y mi papá siempre fue un bohemio, que ue aunque cantaba feo, lo hacía con mucho sentimiento. Éramos mexicanos, somos mexicanos”, recordó la cantautora La Marisou.

Ser una persona bicultural, es algo que viven miles de personas en EUA; por lo que esa identidad, combinada con las situaciones de discriminación y persecución que allá se viven, hizo que La Marisoul y sus amigos crearan La Santa Cecilia.

Su música no sólo suena a son jarocho, boleros, funk, rock; también buscan ser un puente entre los hermanos latinoamericanos, ya que abordan esas historias, “nuestras historias”.

“Estas experiencias me hicieron desear hacer música a mi manera, que no fuera sólo mexicana tradicional y sí poder mezclarla. Con gran sentimiento y explicándolo en espanglish, La Marisoul dio cuenta sobre la riqueza que es pertenecer a ambas culturas y cómo dicha identidad sirve de inspiración para crear arte que humanice temas crudos, ya sean las deportaciones o las separaciones de familias.

Las canciones de La Santa Cecilia abordan temas diversos: desde lo que viven las trabajadoras domésticas que son amenazadas de entregarlas a la migra, hasta otros más luminosos como fiesta y amor.

Artículo anteriorFantasmitas cinco sueños regresando al sur
Artículo siguienteUna tragedia que se puede repetir