FICGminuto 35, un homenaje a la animación tapatía

La casa productora Polar Studio, fundada por egresados de la UdeG, creó este audiovisual que conjunta diversas técnicas de animación

450

«Guadalajara, capital del cine animado» es el lema de la edición 35 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG).

Por ello, el tradicional cineminuto de este año (FICGminuto 35) recopila un poco de la historia de dicha disciplina audiovisual, además de dar a conocer la identidad visual de este encuentro fílmico, que será del 20 al 27 de marzo.

Las mentes maestras detrás de este trabajo –que reúne distintas técnicas de animación– son el equipo de Polar Studio, una empresa tapatía con diez años de trayectoria, fundada por egresados de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

El director Héctor Fausto y el productor Jonatan Guzmán compartieron para Gaceta UdeG que, aunque ya habían realizado la postproducción de tres cineminutos de ediciones pasadas del FICG, esta es la primera vez que emprendieron todo ese trabajo de lleno.

«La cantidad de animadores radicados en Guadalajara, sobre todo lo que se está creando con el Taller de Chucho, fue nuestro marco de referencia para crear el comercial».

Equipo de Polar Studio, creadores del FICGminuto 35
El director Hector Fausto y el productor Jonatan Guzmán dirigieron la realización de este audiovisual que rinde homenaje a la animación en Guadalajara. Fotografía: Abraham Aréchiga

Esto lo mencionó Héctor Fausto, supervisor de efectos especiales de Polar Studio y director del FICGminuto, quien compartió que fue la organización del festival la que les dio libertad creativa para hacerlo, a partir de la imagen gráfica para la edición de 2020.

Por su parte, Jonatan Guzmán explicó que la historia que cuenta el cineminuto inicia en un taller de una Guadalajara cálida, donde hay una prolífica cantera de animadores.

«Después hay una conversión del mundo analógico al digital, con piezas que tienen que ver con los inicios de la animación en el cine: el quitoscopio, el esqueleto para personajes de stop motion, todo esto empieza a cobrar vida y te lleva a la transición al cine animado: en 2D, 3D, efectos visuales», detalló.

Al final, todo este entorno onírico termina en las trenzas de una niña que son también cintas fílmicas, «como si todo esto hubiera sido un sueño»; esta pequeña es el personaje principal del FICG 35.

Fausto menciona que el audiovisual está dividido en tres partes en función de las técnicas empleadas: la introducción donde se ve el taller, que está animada en 3D; luego los discos en movimiento, que es 2D, y donde están los elementos representativos de la animación, que es en 3D, pero con texturas en 2D.

Equipo de Polar Studio, creadores del FICGminuto 35
El cineminuto concluye en trenzas de una pequeña, que es la imagen principal del FICG35, como si toda aquella historia animada tan solo fue parte de un sueño.

Animadores de escala internacional

En televisión, cine o en la web, seguramente te has topado con algún trabajo audiovisual creado por esta agencia tapatías.

Polar Studio ha creado spots, comerciales, videos de identificación, películas y más, para empresas internacionales como Discovery Channel, MTV, Nickelodeon, Aeroméxico, Citibanamex, Mobil, Toyota, Samsung, Del Valle, Gatorade y más.

Pero además han participado en la realización de efectos visuales de más de 20 cortometrajes animados, en stop motion, de realizadores mexicanos, mayormente de jaliscienses.

Equipo de Polar Studio, creadores del FICGminuto 35
Con una década de trayectoria, Polar Studio ha sido partícipe de decenas de productos audiovisuales para marcas internacionales. Fotografía: Abraham Aréchiga

«Varios de dichos proyectos han ganado el Premio Ariel, por mejor Cortometraje Animado, entonces tenemos una cercanía muy interesante con el universo de stop motion«, cuenta Jonatan Guzmán.

Uno de estos fue el cortometraje animado Cerulia, de la directoria Sofía Carillo (también egresada de la UdeG), quien en 2018 obtuvo el Ariel. Pero también el filme La cuarta compañía, de Mitzi Arreola y Amir Galván, que se llevó 13 Arieles en 2017, de los cuales uno fue para Polar Studio por la realización de los efectos visuales.

Estos triunfos son un reflejo de la efervescencia que se vive en Guadalajara en cuanto a animación se refiere. Sobre eso, los realizadores refieren que la ciudad se encuentra consolidada, pero que se debe seguir trabajando y desarrollando el talento, por ello reconocen iniciativas como las del Taller de Chucho.

Héctor Fausto y Jonathan Guzmán, junto con el director creativo, Ricardo Robles, emprendieron Polar Studio en Guadalajara hace una década. Hoy esta casa creativa emplea a una decena de jóvenes de distintas áreas, que desarrollan la postproducción de audiovisuales que son vistos por todo el mundo, desde una casa en la colonia Chapalita.