Expertas recomiendan cautela a los padres al comprar un juguete covid

En la compra de estos productos, expertas recomiendan que los padres acompañen y den información sobre la enfermedad y las vacunas a sus hijos, tomando en cuenta factores como las conductas de los niños o si en su entorno hubo contagios y muertes debidas a la pandemia

1139

“Nenuco, ¿estás malito?”, es un muñeco con apariencia de bebé el cual es conocido por mucha gente como Nenuco-covid por traer un tapaboca, termómetro y cartilla de vacunación incluidos. Este juguete es solo una muestra de los muñecos que se ofertan alusivos al cuidado que se debe tener para reducir el riesgo de contagio por COVID-19 y ha causado furor en las redes sociales. Sin embargo, especialistas recomiendan cautela para adquirirlo.

Todo depende del enfoque que papá y mamá les den a los juguetes. Hay que averiguar por qué quiere el juguete el niño o niña antes de comprarlo y, una vez adquirido, jugar con ellos o ellas, explicarles, por ejemplo, que gracias a los científicos hoy tenemos vacunas para la COVID-19, que siempre habrá enfermedades provocadas por virus o bacterias, y que para fortalecernos hay que comer de manera balanceada, tener higiene y vacunarse afirmó la psicóloga Rubicela Ramírez Chávez, académica del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá).

“Yo no estoy en contra de comprar el juguete, sino de adquirirlo y no explicarle al niño”.

Se le podría hacer ver al niño que los médicos y enfermeras han sido los héroes de capa blanca contra esta epidemia, y comprarle una figura de superhéroe o superheroína vestidos de profesionales de la Enfermería o la Medicina.

Los padres podrían optar por comprar también equipo médico de juguete, de manera que los hijos e hijas consideren que ellos podrían ser esos superhéroes o heroínas, y explicarles que hay muchas más profesiones enfocadas al bien de la humanidad.

La especialista señaló que estos muñecos con cubreboca alusivos al COVID-19 no son recomendables cuando los niños y las niñas presentan conductas por un trastorno obsesivo-compulsivo. En estos casos por causa de la pandemia podrían lavarse constantemente las manos, podrían no querer quitarse el cubreboca o no regresar a la escuela por miedo, prefiriendo las clases virtuales.

Entre las ventajas que la especialista encuentra en estos juguetes, están el que éstos puedan ser utilizados para fomentar en los hijos e hijas el estudio de las ciencias, por ejemplo; pueden ser aprovechados para difundir acciones de prevención, como el lavado correcto de manos y de dientes.

En la compra de estos juguetes, hay que tomar en cuenta factores como si hubo contagios o muertes debidas al covid en el entorno cercano del niño. Foto: Antonio Masiello

La importancia del contexto

La psicóloga Martha Patricia Ortega Medellín, académica del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), agregó que los padres deben de considerar el contexto de los niños y las niñas. Es decir, no es lo mismo aquellos que tienen familiares que han muerto de COVID-19 en comparación con los que no enfermaron o tuvieron oportunidad de ver a sus familiares vacunarse, ser atendidos y sanar.

Asimismo, hay que tomar en cuenta si los niños y niñas tienen otros juguetes con los cuales pueden desarrollar otras actividades. De manera que no gire todo en torno a la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, y si han tenido o no clases presenciales o híbridas.

Recomendó trabajar los temas del COVID 19 y la muerte con la niñez de maneras efectivas, con dinámicas y charlas en las que los niñas y niños manifiesten sus preocupaciones, y no necesariamente tener un muñeco que adquirieron con tapabocas y termómetro incluido.

Advirtió que para aquellos menores que tuvieron una pérdida de algún familiar cercano debido al COVI-19, este tipo de muñeco podría contribuir a generar mayor angustia.

Explicó que cuando hay una enfermedad o muerte en la familia el menos considerado es el niño o niña. «Entonces vive con duda, curiosidad, preocupación, morbo, no se tiene claridad sobre lo que pasa”.

Entonces se tendría que empezar por platicar con los menores, resolver dudas, enfrentar los temores que se puedan generar en ellos y ellas, además de resolverlos. Si no se puede en el contexto familiar, es aconsejable un acompañamiento terapéutico.

Juguetes alusivos al Covid podrían usarse para fomentar la ciencia entre los más pequeños,evitando reproducir estereotipos de género. Foto: Internet

Inadecuado reforzar los roles de género

Martha Patricia Ortega Medellín resaltó la importancia de romper con los estereotipos de género. El juguete en su empaque tiene la imagen de una niña, dando a entender que está dirigido a ellas, y “entonces ahí empiezan los problemas”.

“Estos juguetes deberían ser usados para niñas y niños en espacios de juego colectivo tanto en las escuelas de educación preescolar y guarderías, y no ser como una tarea para las personas adultas el llevarle su primera muñeca a la pequeña, y darle una bolsita para que haga su pañalera”.

Ramírez Chávez señaló que si un niño quiere una muñeca, no es aconsejable que papá o mamá les digan que esos juguetes son para mujeres, ya que se estarían reforzando los estereotipos de género.

Dentro de la perspectiva de género hay la idea de que niños y niñas no tengan un estereotipo de los juguetes, de modo que ellas puedan jugar también con dinosaurios y pelotas, y los niños, con muñecas y princesas. “Eso es ampliar el horizonte de las posibilidades de juego”.