El «Suave trazo» de Rafael López Castro

La publicación reúne una retrospectiva del trabajo del diseñador jalisciense, donde destacan carteles de icónicos libros y filmes mexicanos, además de imágenes que nos muestran una mirada muy particular sobre México y sus tradiciones

1252

Suave trazo es una muestra, mínima, del trabajo como diseñador gráfico de Rafael López Castro (Degollado, Jalisco. 1946). La sorpresa es que al hojearlo se tiene la certeza de que su trabajo habita en muchas casas de México desde hace años: en las portadas de los discos de Óscar Chávez o de la colección de Lecturas Mexicanas diseñadas por él. Por cierto, muchas de ellas inolvidables: La ley de Herodes de Jorge Ibargüengoitia es una mano derecha con los dedos índice y medio levantados y pintados con la bandera estadounidense (“Teniendo ojos, ¿no veis?” Marcos, dixit). Pedro Páramo es un papalote que de inmediato lleva a las letras rulfianas: “Pensaba en ti, Susana. En las lomas verdes. Cuando volábamos papalotes en la época del aire”. Otra: el guante de box en la portada del libro Protagonistas de la literatura mexicana de Emmanuel Carballo.

Rafael López Castro fue miembro del Grupo Madero. Dirigió el Departamento de Diseño del Fondo de Cultura Económica. En el año 2000 recibió el Premio Jalisco en Artes. En la edición de Suave trazo colaboraron El Colegio Nacional, Universidad Veracruzana, Facultad de Artes y Diseño UNAM, Universidad Autónoma Metropolitana, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Cinemanía, Parametría y el Gobierno del Estado de Jalisco.

Foto: Miguel Ángel Barragán

En la muestra de carteles de Suave trazo resaltan dos emblemáticos, de las películas Canoa y El Apando de Felipe Cazals. En referencia a Canoa “…la metáfora es electrizante —sostiene Germán Montalvo—; san Miguel Arcángel lleva en una de sus manos la cabeza de un estudiante cortada por su espada”.

Relacionados con Jalisco se incluyeron tres carteles sobre Rulfo: 1955 PEDRO PÁRAMO 2005; Juan Rulfo un mosaico crítico; y 1917 JUAN RULFO 1986. Este último es una fotografía de Rulfo y arriba de él está una panorámica de San Gabriel. (“¡Detente!”, exclamó López Castro cuando la camioneta bajaba por las curvas hacia San Gabriel. Cámara en mano salió y tomó la foto que ahora se muestra en el cartel). Otros incluidos son sobre el tequila, las Artes Populares en Jalisco, Juan José Arreola, La FIL89, Guachinango y Feria Zapotlán 2006 que está realizado con las viñetas de Vicente Rojo utilizadas en La feria de Arreola. Uno más es el de Elías Nandino para su centenario; ahí resalta el poema Derecho de propiedad: “¡Nada es tan mío/como el mar/ cuando lo miro!”

En esta sucinta antología que es Suave trazo, algo se incluye de los libros fotográficos de López Castro. Uno de ellos es La huella de Juárez, en cuya presentación durante la FIL 2006 de Guadalajara uno de los comentadores sostuvo: “El vehículo en donde viaja López Castro debería de llevar un letrero que diga: paradas continuas”. Sobre este libro recuerda el autor: “Iba para Zacoalco de Torres en autobús. En Acatlán, miré por la ventana una cabeza monumental de Juárez. ¡Deténgase! Le grité al chofer. Deme un minuto para retratar a Juárez. Así salió la portada del libro”.

Se incluyen del Sur de Jalisco tres fotos: una de Sayula y dos de Ciudad Guzmán. Con esa táctica y otras, fue haciendo al menos otro libro: Vestida de sol con fotografías de la Virgen de Guadalupe pintada por manos anónimas, en el arte popular. Por esos días López Castro habló a Zacoalco: “Estoy cerrando mi libro y no puedo porque quiero volver a tomar la foto de la virgen que está pintada sobre una piedra, en El Cerrito. ¿Todavía estará?”. Fuimos a verificar.Sí, ahí estaba la imagen. “¿Pueden ir por mí mañana al aeropuerto?”. Llegó al pueblo, desayunó birria, tomó la foto. Preguntó: “¿Me pueden llevar al aeropuerto?”. La foto captada fue un fragmento de las playas secas de Zacoalco entre los mezquites, nopales y árboles de ozote. En el ángulo inferior derecho está la imagen de la Guadalupana sellando el paisaje. El silencio inunda la fotografía. En este libro se antologaron cuatro imágenes tomadas en Zacoalco y otra en Techaluta a bordo de carretera.

Nuestro Señor de la Salud es un cuaderno de fotografías más un texto. López Castro llegó a Zacoalco cámara en mano. Venía a cumplir su palabra. Afirmó en Tuxpan, Jalisco (con Felipe Garrido y Miguel Ángel Barragán de testigos): “Si el Señor de la Salud sale a la población, yo tomo las fotos”. Sería un recorrido de noche, con el Cristo en hombros, visitando las capillas del pueblo. Casi al amanecer, dijo: “Su fotógrafo estrella se retira. De tanto caminar ya se me aflojaron los pantalones. Otra peregrinación y quedo en mi peso perfecto”.  De este cuaderno se incluyen en Suave trazo la portada y dos fotos de las veinticuatro que consta el cuaderno.

Domingo de Ramos en Uruapan Michoacán es un estudio fotográfico sobre los vendedores y la venta de loza de barro, más todo lo que la feria conlleva. Se incluyeron siete fotografías más la portada. Está editado por Artes de México.

Foto: Miguel Ángel Barragán

El título Suave trazo evoca a López Velarde. A las imágenes las acompañan breves textos de varios autores, entre ellos Vicente Rojo, Alejandra Moreno Toscano, Carlos Monsiváis, Felipe Garrido, David Huerta, Eraclio Zepeda, Juan Domingo Argüelles, Hugo Hiriart, Felipe Covarrubias. Este libro es un fulgor de imágenes, otra mirada sobre México.

El libro, por su diseño, es de colección. Trae un cartel (78×52) doblado a manera de sobrecubierta. En la parte externa repite la portada del libro. En su parte interna es una ampliación de la foto del Personal de la imprenta Madero (1981). Al extender la sobrecubierta es el cartel Todo cabe en un huarache (1999). Las solapas traen el texto de Germán Montalvo, «Modelo de diseñador».