El riesgo de una gran guerra

378

La tensión en Medio Oriente ha crecido tanto que se corre el riesgo de un gran conflicto armado. Por lo pronto, ya se han gastado millonadas de recursos y los vaivenes de los precios del petróleo suben aún más la temperatura económica mundial.

El jefe del Departamento de Economía del CUCEA, Martín Romero Morett, recuerda que existe un mercado negro de petróleo por parte de grupos radicales, y algunas naciones son las que acaban comprándolo, lo cual termina por ser un patrocinio indirecto a actos terroristas.

Tal es el caso de ISIS. Luego de la invasión estadounidense a Irak en 2003, al destruir la estructura civil y militar de Sadam Hussein, que era sunita, y sustituirla con una administración chiíta, los sunitas quedaron dispersos y se reagruparon luego en este grupo terrorista que controla una parte de Irak y tiene acceso al hidrocarburo que vende  a lo largo de la frontera con Turquía.

“De la misma forma como en su momento USA financió al terrorismo de Osama Bin Laden para que atacara la invasión soviética en Afganistán, así también USA ha financiado al movimiento islámico ISIS (…) Quienes deciden la política exterior de USA en Oriente Medio decidieron armar a los Islamistas porque el presidente de Siria es un aliado de Rusia. Estos islamistas son ahora ISIS y usan armamento americano”.

“Cada vez más los países se van involucrando más y más directamente en las guerritas en Medio Oriente: Irak, Irán, Siria, Israel, USA, Arabia Saudita, Turquía. El riesgo es que se convierta aquello en una guerrota. El otro foco de tensión está con la política de la OTAN que ha venido afiliando a todos los países cercanos a Rusia de manera que este país se siente cada vez más cercado y más amenazado en su seguridad nacional. Con la posible adhesión de Ucrania a la OTAN, la amenaza contra Rusia sería también económica, porque muchos gasoductos rusos pasan a través de Ucrania”.