El pulso de una «industria»

98

El cine mexicano recorre dos caminos distintos. Por un lado, las producciones cinematográficas menos arriesgadas intentan llamar la atención del público con historias repetitivas y convencionales, que sólo representan la extracción de un guión para telenovela. La contraparte: películas independientes que apuestan –algunas- por una historia y lenguaje más comprometido con la realidad –sin apartar los elementos de ficción-, que discretamente ganan público y espacios para su proyección, y en casos específicos, una distribución digna.
En atención a la última propuesta, el Cineforo de la Universidad de Guadalajara efectuará la semana de cine mexicano independiente, plataforma que proyectará filmes de Harl Sama, Kyzza Terrazas, Matías Meyer, Iria Gómez Concheiro, Yulene Olaizola, Maryse Sistach, Everardo González, Iván Lí¶wenberg y Juan Manuel Sepúlveda.
Con temáticas diversas, esta semana revela un momento clave para la “industria” del cine mexicano independiente. Desde los relatos intimistas hasta las producciones históricas, el punto en común es el compromiso por contar historias más realistas y universales. El programa incluye películas como El sueño de Lu, Los últimos cristeros, El lenguaje de los machetes, Asalto al cine y Paraísos artificiales, entre otras.