Egresado del CUAAD triunfa en el Festival Internacional de Cine de Morelia

El FICM se realizó de forma híbrida: participaron 18 mil espectadores en salas y 30 mil en línea

563
Porfirio López Mendoza fue premiado en la Sección Michoacana por su cortometraje "La libertad interna". Foto: Cortesía

Porfirio López Mendoza, egresado de la licenciatura en Artes Audiovisuales del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), resultó ganador en la Sección Michoacana con su cortometraje La libertad interna, en la edición 19 del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM).

El cortometraje, de 14 minutos de duración, aborda la historia de un profesor de filosofía en un centro de rehabilitación, más parecido a un anexo, donde imparte una clase sobre libertad y esclavitud desde la perspectiva de la filosofía griega.

Para Porfirio la situación demandó que fuese en formato corto-documental, para retratar el trato que se proporciona a los internos en este centro, diferente a los que generalmente emplean cuestiones religiosas u otras formas de recuperación que revictimizan.

“Pablo, el profesor, es un amigo mío que vive en Uruapan, Michoacán. Me platicó lo que estaba haciendo y me pareció una cosa extraordinaria”, agregó.

Foto: Cortesía Porfirio López Mendoza

Uno de los aspectos que más destaca, en palabras de su director, es que su corto aborda explícitamente la filosofía, es muy importante debido a que todas las personas, sea cual sea su forma de pensar, tienen una filosofía en su vida.

Consideró que el documental permite que muchas personas, independientemente de si obtuvieron formación académica o artística, puedan, con sus propios medios, retratar a su comunidad, colonia o casa.

“Me acuerdo del exdirector del Departamento de Imagen y Sonido, Boris Goldenblank, quien nos insistía sobre la cuestión artística. No lo entendí en su momento. Uno al principio tiene la influencia de repetir cosas del cine comercial”, recordó el joven cineasta.

“Entendí que uno tiene que ayudar a quien te vea. Crear imágenes bellas, situaciones que enaltezcan el espíritu humano, algo propositivo que ayude a cambiar las cosas”, reflexionó.

Foto: Cortesía Porfirio López Mendoza 

En cuanto a su futuro, seguirá con el formato documental, ya que es más accesible, económico y le ha funcionado. Tiene en mente retratar a personas de la sierra en Michoacán.

“Siempre es grato conocer gente, meterse en situaciones desconocidas. Es parte de aprender de la vida y acercarse al mundo”, expresó.

Además de un diploma, Porfirio recibió El Ojo, una escultura diseñada y concebida para el FICM creada por el artista michoacano Javier Marín. Asimismo, recibió un estímulo en efectivo.

Texto: Sergio González | CUAAD