Édgar Aguilar Lozano

436

Desde la preparatoria, cuando obtuvo el segundo lugar en la olimpiada nacional de matemáticas, Édgar Aguilar Lozano ya sabía que su formación debía estar orientada hacia las ciencias exactas.
Con Newton como inspiración, se ha dedicado por completo a su idea de ser un gran físico, y los resultados de su esfuerzo se reflejan ahora que tiene la oportunidad de realizar una estancia académica en la Universidad de Hampton en el estado de Virginia, Estados Unidos.
Durante seis semanas tendrá la oportunidad de apoyar al Doctor James M. Russell III, investigador y responsable del satélite AIM (Aeronomía de Hielo en la Mesosfera), en la NASA (National Aeronautics and Space Administration).

¿Cómo obtuviste esta oportunidad?
Todo surgió en un viaje a Alaska que nos dieron como premio en un concurso de matemáticas. El objetivo fue observar las nubes como trabajo de campo. Ahí conocí a la gente de la NASA con los que he tenido contacto por correo electrónico, y a quienes les envío algunas investigaciones que me piden. Después nos volvimos a ver en un simposio y fue cuando les surgió la idea de invitarme.

¿Cuál es el objetivo de esta estancia?
Ayudar al investigador principal en Virginia, el doctor Rusell para hacer una correlación entre la información que podamos obtener en tierra en comparación con la información que el satélite recibe.

¿Qué significa esto para ti?
Es una gran oportunidad. No será un verano nada más. Quiero seguir trabajando con ellos, también divertirme mucho porque voy a estar trabajando en lo que me gusta y conocer al Doctor Rusell. Es buena oportunidad para estar cerca de un investigador tan importante, y considerado uno de los mejores científicos de Estados Unidos. Si me siguen invitando seguiré aceptando, aunque todavía me falta delimitar el campo al cual deseo dedicarme, por lo que probaré antes de decidir. La NASA es mucho de experimental y de aplicación, es más para ingenieros.

¿Cuál es tu perspectiva de la situación de México, en este campo?
En comparación con muchos otros países, México es hasta de primer mundo, pero si nos comparamos con los mejores, los europeos o los americanos, pues sí vamos muy lento. Las principales diferencias creo son dos: la cantidad de inversión y la segunda es que Estados Unidos está con nosotros en el hoyo. En la sociedad, los maestros o los científicos no tienen un alto rango. No es atractivo ser científico para alguien que apenas va a estudiar, porque saben que no van a ganar bien, entonces tenemos que invertir más en ciencia, pero también en mejorar el estatus de los científicos para que más gente se anime.

¿Crees que hacen falta más convocatorias para concursos en estas áreas?
En la Universidad siento que a los estudiantes no les importa hasta que terminan la carrera. No hay motivación por la competencia, aunque está presente día a día en el salón de clases. Por mi parte, si hubiera más actividades o proyectos me involucraría, pero me estoy viendo obligado a trabajar en proyectos fuera de la escuela. He participado en olimpiadas de matemáticas, química, física, biología, informática, y en lo mejor que me ha ido fue en matemáticas, donde obtuve una medalla de plata en olimpiada nacional, en Saltillo, Coahuila en el año 2007.

¿Estás satisfecho con las instalaciones y la preparación de los maestros en la universidad?
En cuanto a la escuela, las instalaciones se me hacen bien, adecuadas. Creo que no se necesitan un proyector ni computadoras ni cañones para aprender. Con un pintarrón se puede aprender bien. En cuanto a los maestros he elegido buenos maestros. Todos son físicos, maestros o doctores. Contamos con buenos libros en la escuela, pero en mi caso en particular, me gusta leer mucho en inglés y la bibliografía es muy limitada, pero no me quejo porque sé que estamos en México y la mayoría de estudiantes no saben inglés, entonces sería desperdiciar recursos.

¿Cómo te apoya tu familia?
En mi casa me apoyan mucho y se emocionan mucho con mis logros, aunque al principio no querían que estudiara física, porque me decían que en qué iba a trabajar: “te vas a morir de hambre”, “no vas a conseguir trabajo, si te va bien vas a terminar trabajando de profesor en una universidad, si no en una secundaria”. Mi hermano dice: “se lo van a llevar”, pero ellos saben desde hace mucho que yo me voy a ir. Ahorita me voy seis semanas, luego de intercambio por un año y regresando a especializarme al extranjero, así que ya saben.

Primera persona
Estudia el segundo semestre de la licenciatura en Física en el CUCEI, y fue seleccionado para cursar el programa de verano 2009 Summer Research Experience for Undergraduates (REU), del 15 de junio al 24 de julio, en el Centro de Ciencias Atmosféricas en Hampton University.