Con la evolución tecnológica los cirujanos deben reinventarse: Miguel Ángel Mercado Díaz

El destacado cirujano brindó conferencia magistral en la Cátedra Fray Antonio Alcalde y Barriga en el Paraninfo Enrique Díaz de León

177
Foto: Gustavo Alfonzo

“Innovar en la investigación y en cirugía” implica el ejercicio básico de la ciencia: preguntar, averiguar y contestar con honestidad para hacer investigación, explicó Miguel Ángel Mercado Díaz, vicepresidente de la Academia Nacional de Cirugía, durante la conferencia magistral de la Cátedra Fray Antonio Alcalde y Barriga in memoriam Dr. Roberto Mendiola Orta.

Últimamente, la profesión del cirujano conlleva dificultades para consolidar la práctica y también un campo de investigación sólido, señaló Mercado Díaz, quien destacó “la pérdida de la habilidad quirúrgica y la transformación de especialistas quirúrgicos en técnicos por la sobreposición de especialidades que desplazan al cirujano».

Con la evolución del desarrollo tecnológico y sus aplicaciones, la cirugía actual tiende a desaparecer, por lo que los cirujanos deben reinventarse y entender que la cirugía no es como antes, apelar a la adaptación y aprendizaje de tecnologías más rápido que antes, expuso el médico en el Paraninfo Enrique Díaz de León, ante una gran mayoría de estudiantes con batas blancas.

Miguel Ángel Mercado Díaz, vicepresidente de la Academia Nacional de Cirugía. Foto: Gustavo Alfonzo

Un factor que impulsa la innovación en cirugía son las residencias en los centros intensivos especializados, compartió.

“Es indispensable, es algo extraordinario que una facultad de medicina esté pegada a un hospital académico, porque esa es la forma en que uno hace las cosas”; tradición ésta que sigue con la Facultad de Medicina y los Hospitales Civiles de la Universidad de Guadalajara.

Hay una diferencia didáctica entre la práctica de los hospitales académicos y los hospitales privados: en los últimos, los cirujanos deciden qué antibiótico, cuántos días se hospitalizan y los estudios a realizar. “Yo soy el que decide todo y, cuando uno se vuelve su propio juez, eso es malo; en cambio, en un centro académico de salud uno tiene la opinión de colegas que lo hacen mejorar”, destacó Mercado Díaz.

Foto: Gustavo Alfonzo

La evaluación es parte de la innovación de un campo especializado a la práctica, “pero si uno no sabe bien qué pasó, cuando uno no se deja medir, uno se queda viendo al infinito y dice por qué lo hago yo, y eso es lo que no debe ser”. Y remató: “Uno debe seguir una serie de parámetros para poder decir qué pasó y esto impacta en la investigación”.

Edgar Eloy Torres Orozco, Rector del Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega), impulsor de la cátedra junto con los centros universitarios de Salud (CUCS) y de Tonalá (CUTonalá), destacó que la comunidad médica ha tenido el papel fundamental en la contención de la crisis sanitaria, una apuesta que pone a salvo de la humanidad.

En el marco de la Cátedra se entregó un reconocimiento in memoriam al doctor Roberto Mendiola Orta “por su impecable trayectoria profesional, liderazgo en la gestión, dedicación y transferencia total del conocimiento, la enseñanza y el respeto para sí mismo, su familia y los demás”.

La hija del doctor Mendiola Orta recibió el reconocimiento a la memoria de su padre. Foto: Gustavo Alfonzo.