Casos de violencia infantil aumentan al año 4.4 por ciento

De 2018 a 2021 el incremento promedio es de 17 casos anuales, reporta el Hospital Civil de Guadalajara

203
Foto: Mariana Hernández León

Cada año, el Comité de Apoyo Integral al Menor Maltratado del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde reporta el incremento promedio de 4.4 por ciento en casos de maltrato infantil

El Jefe del Servicio de Medicina Legal, Pediatría y Secretario Técnico del comité, Everardo Rodríguez Franco, precisó que las cifras sobre diagnóstico de maltrato infantil han incrementado desde 2018.

“La pandemia desbordó el maltrato infantil. Y en el Hospital Civil, año tras año, vemos que incrementan los casos”, destacó.

En 2018 se reportaron 380 diagnósticos; en 2019 se agregaron 12 casos más para llegar a 392; en 2020, el año más crítico de la pandemia, ascendió a 411, con un incremento de 19 casos, y el año pasado se sumaron 22 casos más a la cifra anterior, con lo que sumaron 433. Se trata de un aumento promedio de 17 casos anuales.

Foto: Fernanda Velazquez

Causas y atención

Rodríguez Franco dijo que no es fácil explicar las causas del maltrato, pues están implicados factores sociales, económicos y familiares.

“Es complejo explicar las causas porque tienen que ver con la situación social del niño, la familia y las condiciones socioeconómicas; las condiciones de drogadicción o alcoholismo de los padres; la dinámica familiar donde, si es disfuncional, se registran agresiones, no sólo con la pareja, sino también contra los niños”, informó.

Cuando una niña o niño recién nacido y hasta los 15 años ingresa al HCG Fray Antonio Alcalde el caso toma una dimensión multidisciplinaria: la atención inicia con el médico pediatra, continúa con el psicólogo, el psiquiatra, y acompañados con el área de trabajo social y la parte legal.

“Se estudia la dinámica familiar y se analizan los aspectos del maltrato, ante lo cual se hace una denuncia ante la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, e interviene la Fiscalía; también se recurre a las redes de apoyo con la familia, si las hay; si no hay, o donde también se corre riesgo, se alberga a los niños mientras los familiares entran a un proceso de rehabilitación, en caso de farmacodependencia o alcoholismo”, declaró.

La cultura de la denuncia

Foto: Fernanda Velazquez

Rodríguez Franco explicó que el aumento de casos se debe a la cultura de la denuncia: en los medios digitales se denuncian casos de maltrato, aunque todavía persiste el subregistro en los casos no graves.

Hay muchos casos que no se denuncian porque no llegan al hospital, ya que la denuncia sólo se levanta si la agresión pone en riesgo la vida del niño”, dijo.

La tendencia es la atención de casos con lesiones físicas cada vez más severas, además del maltrato psicológico, que no es fácil de abordar, menos si no se denuncia.

Recomendaciones

El Secretario Técnico del Comité de Apoyo Integral al Menor Maltratado recomendó a la ciudadanía advertir y denunciar conductas que pueden enmarcarse en tipos de maltrato.

El más frecuente es el maltrato por omisión, que concentra 60 por ciento de los casos. El maltrato se enmarca si los niños no tienen lo mínimo necesario para desarrollarse en un ambiente sano, como la atención médica o condiciones sanitarias adecuadas. Otro tipo es la falta de registro civil de los niños.

El embarazo adolescente es otra modalidad de abuso. Por lo general, las niñas ya tuvieron hasta dos embarazos con parejas sexuales mayores de edad.

Rodríguez Franco resaltó el maltrato fetal, que se explica cuando la madre tiene problemas de adicción. Se incluye el intento de suicidio y la violencia social de los niños que son víctimas de agresiones por arma de fuego o arma blanca. Por último, están incluidas las conductas de los niños inmersos en problemas de adicción o involucrados en conductas delictivas.