Calor lluvias y polución: normales este 2009

475

Adicional a la contingencia sanitaria por la influenza humana y las obras en distintos puntos de la zona metropolitana de Guadalajara en las últimas semanas, sus habitantes han percibido más calor y más contaminantes en el aire. A pesar de esto, los registros muestran estar dentro de lo “normal” e incluso por debajo.
Aún cuando tales condiciones parecen favorables, es necesario no bajar la guardia y cuidarse de los “golpes de calor”, realizar esfuerzos para disminuir la polución y permanecer atentos a un temporal de lluvias que en breve inicia.

“Los aguaceros de mayo” y otros que vienen
Las tormentas que cayeron en días pasados en la ciudad no corresponden al temporal. Es el resultado del calentamiento local, unido a la humedad del Pacífico. Eso ha provocado aguaceros y tormentas eléctricas.
Así lo explicó el director del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM), íngel Meulenert Peña, durante una rueda de prensa. Agregó que estas lloviznas no inciden en las temperaturas máximas de la tarde, pero sí en las registradas al amanecer.
Indicó que para este 2009, en la zona centro occidente de México, los modelos de pronóstico señalan que este temporal estará dentro de lo “normal”. Los primeros meses (junio y julio) vamos a tener buenas lluvias, constantes tanto vespertinas como nocturnas.
Pero de seguir este comportamiento, en los meses de septiembre y octubre podría haber un “pequeño déficit de precipitaciones, a no ser que se nos aproxime a la costa o pase cerca del estado de Jalisco un ciclón tropical que pudiera compensar el déficit de los modelos de pronóstico”.

Entre calores te veas
Desde que inició el calor en abril y en lo que va de mayo, los investigadores del IAM han recibido comentarios de la población relacionados con que hay más calor. “La realidad es que no es así”, a pesar de estas “sensaciones” o “supuestos”, ya que la temperatura de este año ha estado por debajo de la alcanzada en 2008.
“El año pasado la temperatura más elevada, se registró el día 11 de mayo y fue de 35.7 grados. El pasado 8 de mayo del 2009 fue de 34.8”.
Esto quiere decir que no hay ningún cambio apocalíptico, de calentamiento global ni nada por el estilo. Estamos manteniendo temperaturas que son normales para esta época del año. En la segunda quincena de junio irá disminuyendo poco a poco el calor hasta las lluvias, destacó Meulenert Peña.
No obstante, los especialistas recomendaron a la población tomar precauciones como no hacer ejercicio cuando hay más calor y luz solar e ingerir abundantes líquidos para evitar la deshidratación y los llamados “golpes de calor”.

Por si fuera poco…
Desde enero de 2009, los especialistas de la UdeG esperaban un incremento en los índices de contaminantes atmosféricos, tales como ozono y partículas menores a 10 micras (PM10).
El especialista del IAM, Hermes Ulises Ramírez, tras indicar que el incremento de la contaminación es cíclico, dijo: no debemos alarmarnos, pero sí preocuparnos y ocuparnos de disminuir los niveles, controlando las emisiones de automotores, industrias u otras actividades que requieren combustión.
Indicó que del periodo de 1996 al 2006 hay una disminución de los días en que los niveles de contaminantes están fuera de norma, ya que en el primer año hubo 222 mientras que en el último, 89 días. Contaminantes como bióxido de nitrógeno, monóxido de carbono y bióxido de azufre, están fuera de norma pocos días.
Recordó que los sitios con mayor contaminación son: al sureste de la ZMG, como Miravalle, Tlaquepaque y Tonalá, seguidas por Las íguilas y el centro de Guadalajara.
Ulises Ramírez consideró que las obras del centro de la ciudad están influyendo en los niveles de contaminantes, ya que se manejan muchas partículas pequeñas (cal, cemento y arena), materiales que tienen partículas gruesas, pero también finas que se suspenden y que son las que forman las PM10.

Artículo anteriorManual Informativo para la Vigilancia y Prevención de la Influenza A (H1N1)
Artículo siguienteClases perdidas