Atriles centenarios

75
JMM011 130607 ARTES ORQUESTA FILARMÓNICA DE JALISCO EN EL TEATRO DEGOLLADO

En 1915, sería un hijo más del pródigo Zapotlán el Grande, el compositor José Rolón, quien crearía una agrupación que ofreciera música sinfónica a los tapatíos. Ahí iniciaría el desarrollo orquestal en la ciudad y el estado, que con el paso de los años se convertiría en la que hoy es la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ), la cual este año cumple cien años de aquellos primeros pasos de la conjunción de atriles.
Aunque desde esas fechas hubo una casi ininterrumpida actividad de lo que se ha precisado en llamar tradición orquestal, y que es a lo que hace referencia el centenario, no sería sino hasta 1988 cuando oficialmente quedaría constituida la OFJ. Antes de esto, aunque pasaría por el apoyo de algunas sociedades y administraciones gubernamentales y universitarias, hasta los años setenta es cuando formaría parte del entonces Departamento de Bellas Artes de Jalisco —ahora Secretaría de Cultura—, para así obtener una cualidad estatal.

La importancia de José Rolón, que es uno de los grandes músicos mexicanos, aquí va más allá de la creación de una orquesta ya de por sí trascendente para dar difusión al arte musical en la entidad, sino también para impulsar la música nacional, pues a través de la orquesta desde entonces se han ejecutado partituras de destacados compositores del país, entre ellas las del mismo Rolón, a quien como parte de los festejos de la OFJ, se le dedicó uno de los programas de la nueva temporada.

En entrevista, el gerente general de la OFJ, Arturo Gómez Poulat, recordó que en estos cien años la orquesta ha pasado por muchos altibajos, ya que “en varias partes de su historia ha estado a punto de desaparecer. Los problemas han sido más que nada por cuestión financiera, más que artísticos”. Una de las travesías fue cuando en los años cuarenta el Teatro Degollado —sede de la orquesta—  tuvo que cerrar para ser remodelado durante algunos años, y la agrupación se volvió itinerante en otros espacios de la ciudad. Luego, en los años sesenta, el gobierno estatal tendría problemas para administrarla y consideró disolverla, pero con la intervención de la entonces presidenta de Conciertos Guadalajara, Teresa Casillas, sobreviviría.

Gómez Poulat señala que esos problemas financieros prácticamente terminaron en los setenta, cuando la orquesta aún era sinfónica, y más al convertirse en filarmónica, gracias a los subsidios estatales. Pero reconoció que aún así, ahora “es importante generar otros recursos. Cuando yo tomé la orquesta (dos años y medio atrás aproximadamente), era complicado porque el subsidio que nos daba el gobierno no nos alcanzaba ni siquiera para la nómina. Nos daban treinta millones de pesos, y para el pago de sueldos y salarios son casi treinta y dos millones”. Esto aunado al presupuesto necesario “para operar la orquesta” en rubros como publicidad, compra de instrumentos o viajes.

El gerente de la orquesta apuntó que en este año, debido a un incremento en el presupuesto de la Secretaría de Cultura de Jalisco, se otorgó un aumento también a los recursos de la OFJ, que sin embargo ayudan sólo a garantizar la nómina, que pasó de alrededor de 31 millones de pesos anuales a cerca de 34 millones también por año. Pero hizo hincapié en que pese a este incremento, se buscarían otros en el futuro para mejorar las percepciones salariales de los músicos, puesto que con el tiempo han sido desplazados por otras orquestas del país en cuanto a la paga que reciben.

De acuerdo a cifras de Gómez Poulat, los sueldos de los músicos que varían según su categoría son: concertino alrededor de 28 mil pesos mensuales, coconcertino que ronda los 24 mil pesos, el principal gana poco más de 20 mil pesos, el coprincipal arriba de 18 mil pesos, y sobre los 16 mil pesos se ubicaría el músico de fila.

Actualmente existen 13 plazas vacantes en la orquesta, pero Gómez Poulat refiere que no se han abierto audiciones en tanto no se logre un incremento a los sueldos, para que éstos resulten atractivos y competitivos en comparación con otras agrupaciones del país, y para a la vez evitar la migración de los que ya pertenecen a la OFJ, por lo que se espera que en breve tiempo se puedan mejorar tales condiciones.

En palabras de Gómez Poulat, la mayor calidad artística que afirma ha alcanzado la orquesta a partir de la entrada del director Marco Parisotto, ha permitido que como parte de los festejos del centenario de la agrupación, este año realicen una gira por algunas ciudades del país para terminarla en Bellas Artes, así como otra a nivel internacional en Busan, Corea del Sur; Shanghái y otras ciudades chinas. Además de realizar una grabación conmemorativa bajo el sello de Universal Classics.