Ana Lilia Moya Grijalva recibe el Homenaje al Bibliotecario de la FIL

Destaca por su aporte a la Biblioteca Gerardo Cornejo Murrieta, de El Colegio de Sonora

475
Foto: Gustavo Alfonzo

MARIANA GONZÁLEZ MÁRQUEZ

Este miércoles, la bibliófila Ana Lilia Moya Grijalva recibió el Homenaje al Bibliotecario con la presencia del Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí, el cual es otorgado a quienes han dedicado su vida a los libros y al desarrollo de la bibliotecología, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) 2019, que este año tiene como país invitado a la India.

La Directora de la feria, Marisol Schulz Manaut, dijo que este homenaje, que se entrega desde 2002, es una forma de reconocer a las bibliotecas como un hábitat del libro por antonomasia, y como espacios excepcionales para la difusión y democratización del conocimiento.

Recordó que la homenajeada suma cinco décadas “de apasionado servicio en este sector”, y cuya labor ha tenido impacto en la Biblioteca Gerardo Cornejo Murrieta de El Colegio de Sonora, de la cual ha sido entusiasta gestora de su ampliación, modernización y digitalización.

Moya Grijalva es maestra en Bibliotecología y Estudios de la Información por la UNAM y licenciada en Letras Hispánicas por la Universidad de Sonora. Inició su labor bibliotecaria en 1972 en esa universidad, y ha recibido formación en diversos procesos y servicios en la materia. Su liderazgo le ha permitido presidir, entre otros organismos, el Consejo Nacional para Asuntos Bibliotecarios de las Instituciones de Educación Superior, AC (CONPAB-IES), asociación que afilia a más de mil bibliotecas académicas en nuestro país.

Monica Grijalva. Foto: Gustavo Alfonzo

La homenajeada declaró que recibe el homenaje en nombre de las instituciones en las que ha colaborado y que la han formado, y se dijo convencida de que las bibliotecas seguirán siendo necesarias, aunque llegara a desaparecer el libro impreso.

“Las bibliotecas y los bibliotecarios hemos venido transformándonos durante siglos, y aún con los avances tecnológicos, que siempre nos rebasan, siempre seremos necesarios para mantener vigente la organización, conservación y difusión de la información. Las bibliotecas deben tener el dinamismo que se requiere para ser capaces de responder a las nuevas demandas de servicios y recursos, mientras que los bibliotecarios debemos de asumir la imperiosa necesidad de estar actualizándonos en forma permanente para estar a la altura de las necesidades de los usuarios, de trabajar en equipo y en conjunto con asociaciones profesionales de bibliotecarios; solamente así lograremos nuestras metas”, dijo Moya Grijalva.